SOCIEDAD    

No se admitió preguntas

Hermetismo en caso Alexander

Bajo un total hermetismo transcurrió ayer la audiencia de Inspección Técnica Ocular (ITO) en los ambientes del Hogar Niño Jesús (antes Virgen de Fátima), dentro del juicio oral por el caso bebé Alexander; las autoridades judiciales negaron dar información mientras que la Defensoría de la Niñez y la Adolescencia evitó que se realicen consultas a las partes procesales.

La ITO fue solicitada por la defensa del médico Jhiery Fernández, y se desarrolló desde las 10.30 horas de la mañana cuando los acusadores a la cabeza de la fiscal Susana Boyán, miembros del Tribunal Décimo de Sentencia, presidido por Patricia Pacajes; los acusadores particulares y los tres acusados junto a sus abogados se hicieron presentes en el hogar donde residen menores tutelados por el Estado.

El hogar es administrado por el Servicio Departamental de Gestión Social (Sedeges) de la Gobernación, dependiente de la Gobernación, que en 2014 estaba a cargo del ahora ministro de Desarrollo Rural, César Cocarico.

En ese entonces, Agustina Quispe a cargo de la institución, por este caso fue denunciada por el entonces Ministerio de Transparencia y Lucha contra la Corrupción por los delitos de incumplimiento de deberes, conducta antieconómica, omisión de denunciar y delitos contra la salud pública.

Según los antecedes y la declaraciones de testigos en esa fecha, a las 05.30 de ese 13 de noviembre de 2014, cuando falleció el menor, la cuidadora del bebé (mamita) Madelene Pahe Chambi, de 19 años, dejó solos en la habitación a los nueve menores que tenía a su cargo, mientras fue a la cocina a recoger los biberones.

Según la hipótesis de la fiscal Boyán, la joven tardó 30 minutos en realizar esa acción, momento que fue aprovechado por el médico Fernández, que estaba de turno, para ingresar a la “Sala 2” y cometer el horrendo crimen y luego salir del lugar.

Sin embargo, testigos, personal del Instituto de Rehabilitación Infantil (IRI), centro médico vecino al Hogar Virgen de Fátima, incluida una paciente de 14 años desmintieron la hipótesis de Boyán detallando que en ese horario, el médico Fernández se encontraba dando atención médica a la menor junto a la enfermera Roxana Cuentas.

INTERROGATORIO ILEGAL

En diciembre de 2014, Boyán y el actual fiscal departamental Edwin Blanco irrumpieron en el IRI e interrogaron a la menor de 14 sin orden, sin permiso del Sedeges, ni asistencia de psicólogos según confirmaron a este medio el personal administrativo de ese época.

Con esos antecedentes, tal como lo declararon en la etapa investigativa los abogados de los cerca de 14 involucrados, el primer punto a desmentir en la ITO que se desarrolló ayer fue el hecho que la “mamita” no demoró 30 minutos, sino, solo cinco minutos pues el lugar de donde fue a recoger los biberones queda a escasos metros de la “Sala 2” y las mismas ya estaban preparadas.

Otro aspecto que se desmintió en el juicio, por la portera del IRI, fue el hecho de que el acceso al Hogar Virgen de Fátima, desde el IRI, era abierto a las 06.30 y era imposible ingresar por otro punto, además que nadie más contaba con llaves de puerta.

La ITO de ayer se efectuó con la presencia de la viceministra de Igualdad de Oportunidades, Estefanía Morales, que desde la pasada semana se apersonó al proceso ante las varias denuncias por retardación de justicia y faltas de los abogado de Defensa Pública que asisten a la enfermera del Hogar Lola Rodriguez, coacusada en este juicio.

Asímismo, la directora de la Niñez y la Adolescencia de ese Viceministerio, Ninoska Durán, confirmó que esa instancia hace seguimiento al proceso y verificó que la ITO no vulnere los derechos de los menores.

MÁS TITULARES DE SOCIEDAD