POLÍTICA    

Morales niega protestas y Conamaq lanza amenazas

Mientras en las ciudades de La Paz y El Alto se realizaban marchas de protesta en contra del Código del Sistema Penal, en medio de la llegada de los pilotos del Dakar a La Paz, el presidente Evo Morales negó alguna convulsión social, mientras que el dirigente indígena de Conamaq, Hilarión Mamani, amenazó con “chicotear” a los conspiradores, una vez salgan los corredores de Bolivia.

MORALES

“Habrá provocaciones, habrá conspiraciones, pero escuché en algún medio de comunicación que hay convulsión en el país ¿Qué convulsión? No hay ninguna convulsión, (sólo) pequeños grupos conspiran”, afirmó Morales en el acto central de celebración del “Día del Acullico”, jornada impuesta por el Gobierno para que se practique la masticación de la hoja tradicional de la coca.

Gran parte de la ciudad de La Paz se paralizó ayer por marchas, de protesta, cabildos, concentraciones para masticar coca y cierre de vías para recibir a los corredores del Dakar, lo que sucedió en medio de irrupciones violentas de policías a iglesias, gasificaciones, pateaduras, detenciones, música, baile y bienvenidas. Todo en un solo día.

AMENAZA

En tanto, el dirigente del Consejo Nacional de Ayllus y Markas del Qullasuyu (Conamaq), afín al MAS y miembro de la Conalcam, Hilarión Mamani, advirtió en tono molesto que una vez pase la competencia internacional del Dakar, las organizaciones sociales del Gobierno se constituirán en grupos de choque para aplicar la justicia indígena-originaria y “manejar a chicote” a los conspiradores contra el gobierno.

Mamani dijo que identificaron a oportunistas y activistas aliados a los opositores Samuel Doria Medina, de Unidad Nacional, y al alcalde Luis Revilla, atribuyéndoles haber incentivado el conflicto médico y el paro del transporte pesado nacional, con el fin de crear ambiente hostil en los días previos a la preparación y recibimiento de los competidores.

“No les vamos a permitir. Pasa el Dakar y vamos a ver. Vamos a preparar orgánicamente, yo creo que hay que aplicar la justicia ordinaria-indígena para aquellas malas autoridades y malos diputados que están conspirando contra este proceso, que es la lucha de las organizaciones sociales y con chicote vamos a manejarlos a aquellos que están velando sus intereses personales”, declaró a Erbol.

Aclaró Mamani que el chicote se aplicará también a los oportunistas de la derecha, que manejan a los estudiantes de medicina y a otros dirigentes indígenas que aparecen como si tuvieran apoyo de las bases. “A estos también hay que darles chicote”, remarcó Mamani.

MÁS TITULARES DE POLÍTICA