DEPORTES    

Piloto con síndrome de Down queda afuera

Una avería en el coche impidió seguir en carrera al peruano Lucas Barrón, el primer participante del Dakar con síndrome de Down, que ejerce de copiloto de su padre Jacques Barrón en un UTV (vehículo utilitario todoterreno).

Los problemas mecánicos impidieron que los Barrón completar la tercera etapa del rally, entre San de Juan Marcona y Arequipa, en Perú, una de las más duras de toda la carrera, con 331 kilómetros cronometrados sobre dunas y altiplanos pedregosos.

El vehículos de los Barrón pudo pasar el primer tramo donde había mucho polvo y fesh-fesh (arena muy fina) a pesar de que el terreno estaba muy maltratado por el paso de los camiones. Incluso llegaron a superar al piloto español Carlos Sainz, que se encontraba detenido en los primeros kilómetros tras haber roto una rueda a causa de un golpe contra un agujero que había en el terreno, y donde el madrileño se quedó casi sin opciones de ganar el rally. El coche de los Barrón dijo basta cuando se disponían a subir Duna Grande, la duna más alta de Perú y segunda del mundo, con 1.693 metros de altitud, según relató Jacques, quien antes corrió cinco veces el Dakar en moto.

MÁS TITULARES DE DEPORTES