POLÍTICA    

Consejo de Seguridad ONU

Bolivia pidió a países cumplir con desminado

• Chile tiene más de 10.000 minas antipersonales en la frontera con el país • Gobierno chileno sostiene que desminado “avanzó” en los últimos años • Representante boliviano en la ONU informó que cada hora muere una persona por tales explosivos en regiones fronterizas

Bolivia, a través del embajador Sacha Llorenti, pidió ayer en la sesión del Consejo de Seguridad de la Organización de Naciones Unidas (ONU) que los países vecinos cumplan con el Convenio de Ottawa, que establece la destrucción de minas antipersonales.

“Llamamos a todos los Estados que no firmaron los tratados adherirse a tan importante convención, hacemos un llamamiento que todos los estados parte (de la ONU) cumplan y sigan cumpliendo con sus compromisos establecidos por el Tratado”, dijo durante su intervención.

Llorenti, quien está a cargo de la presidencia mensual del Consejo de Seguridad de la ONU, indicó que es la población civil la víctima de estas armas de guerra.

Remarcó que incluso, después de finalizado los conflictos, las minas terrestres, los remanentes explosivos de guerra, los artefactos explosivos improvisados, continúan quitando la vida a miles de personas, dejando a muchas otras mutilada y discapacitadas.

“La contaminación por este tipo de armas continúa desencadenando consecuencias humanitarias severas, en muchos países alrededor del planeta”, sostuvo.

Según datos revelados en el Consejo de Seguridad, “desde 1999 hasta la fecha, el número de víctimas por minas terrestres y restos explosivos de guerra pasaron de 9.220 personas a 3.678 en el 2014, 25 víctimas por día, más de una víctima por hora”.

“El 79 por ciento son víctimas civiles las cuales no tienen nada que ver, el 39 por ciento son niños”, lamentó Llorenti.

RESOLUCIÓN

Llorenti indicó que hace dos semanas Bolivia presentó una resolución ante el Consejo de Seguridad para reconocer la amenaza que representan las minas terrestres, los remanentes explosivos de guerra y los artefactos explosivos improvisados.

El diplomático boliviano informó que ese documento, que también resaltará la importancia de la acción contra las minas en el mantenimiento de la paz y seguridad internacional, se encuentra en etapa de negociación.

“Bolivia cree firmemente que esta resolución cuando sea adoptada sentará un precedente positivo”, aseguró.

DESMINADO

A fines de noviembre de 2016, la Comisión Nacional de Desminado de Chile informó que presenta un avance del 80 por ciento en la detección y desarme de minas antipersonales en sus fronteras con Perú, Bolivia y Argentina.

Según datos oficiales de Chile hasta la fecha indicada solo quedaban 35 mil minas antipersonales activas en sus fronteras con los tres países mismas que fueron puestas hace décadas.

Otro dato del Gobierno chileno indica que sembraron 32.059 minas antipersonales en la zona fronteriza con Bolivia y el proceso de desactivación comenzó en 2005.

AMPLIACIÓN

El Gobierno de Chile pidió en abril de 2011 la extensión del plazo inicial de diez años para el desminado, invocación basada en el artículo cinco de la Convención de Ottawa.

Chile argumenta que el trabajo de desminado se realiza “bajo difíciles condiciones geográficas y climáticas que imponen un ritmo coherente con las medidas de seguridad que deben rodear el peligroso trabajo de los desminadores”.

En ese marco, la Décima Reunión de los Estados Partes extendió el plazo por diez años para finalizar el desminado hasta el 1 de marzo de 2020, fecha en que los 9.722 explosivos deben desaparecer.

MÁS TITULARES DE POLÍTICA