La Guía    

Juan Pablo Guzmán

“No creo en las estrellas de televisión que presumen ser el eje del universo”

* El experimentado periodista nos habla sobre su trabajo en el programa Hora 23 de Bolivisión, en el que asegura que deposita su mejor esfuerzo profesional.

“La única forma de hacer periodismo, utilizando las palabras de Tomás Eloy Martínez, es indagar, investigar, preguntar e informar, “los grandes desafíos de siempre”. Si no se practica eso, así sea con errores, no se hace periodismo, sino cualquier cosa disfrazada de periodismo”, afirma Juan Pablo Guzmán, presentador de Hora 23 de Bolivisión, programa con el que retornó a las pantallas después de casi 17 años.

“Comencé a participar en el programa a partir del lunes 16 de octubre de 2017. Mi incorporación se dio tras la decisión de Bolivisión de seguir cultivando el trabajo desarrollado hasta entonces en ese espacio. El proyecto me entusiasmó, hubo acuerdo e iniciamos el trabajo”, cuenta Juan Pablo (JP) en la entrevista que le hizo La Guía.

LG: ¿QUÉ BALANCE TE DEJA HASTA EL MOMENTO TU TRABAJO EN HORA 23?

JP: Correspondería al público y a los especialistas valorar mi aporte al programa. Personalmente, deposito el mejor esfuerzo profesional, en el que seguramente hay algunos errores y probablemente unos cuantos aciertos.

LG: ¿CUÁL CREES QUE ES LA PRINCIPAL FORTALEZA DEL PROGRAMA?

JP: Hora 23 trata de involucrarse no sólo en la agenda informativa ineludible del día, sino en otros temas que también forman parte del interés próximo de la gente. Estamos trabajando para acercarnos mucho más a este objetivo, afinando varias ideas y sectores. En algunas semanas esperamos cristalizarlos en el programa. Nuestro norte es el ejercicio de un periodismo que incentive una visión crítica del público sobre nuestra sociedad, sus problemas, éxitos, fracasos y esperanzas. Desearíamos contar historias no sólo de los hechos en sí, sino de los seres humanos que están detrás de cada hecho.

LG: ¿CUÁL HA SIDO EL TEMA MÁS CONTROVERSIAL O POLÉMICO QUE ABORDASTE EN HORA 23?

JP: En el país vivimos un tiempo crucial de defensa de los principios y valores democráticos y constitucionales. Ese contexto, en cualquiera de sus aristas, deriva en una permanente controversia ya que el consenso social no ha sido el que precisamente ha mandado en la definición de decisiones sensibles en la política, la legislación y la administración de justicia.

LG: ¿QUÉ LES PROMETES A LOS TELEVIDENTES?

JP: Sumar mi pequeño aporte al del resto de mis compañeras y compañeros de Hora 23 y Bolivisión. No creo en las “estrellas” de televisión que presumen ser el eje del universo. En la producción televisiva una persona es apenas “algo” en la suma de esfuerzos colectivos. A diferencia de escribir individualmente un reportaje o un artículo de opinión, donde el éxito o el fracaso tienen un solo autor, en televisión el equipo lo es todo y de ese equipo dependen los resultados globales.

LG: ¿DESEAS AGREGAR ALGO?

JP: Creo que quienes trabajamos con noticias e información jamás debemos dejar de cultivar los principios de la ética periodística, sin los cuales el que funge como periodista es, en realidad, un relacionista público en el lugar equivocado.

UNA LARGA CARRERA TELEVISIVA

Juan Pablo Guzmán tuvo una larga carrera televisiva desde el año 1987, cuando comenzó en América Televisión y Telesistema Boliviano (hoy Unitel), su cuna televisiva, en ese entonces dirigida por Carlos Cardona y a la que le tiene especial afecto.

Posteriormente estuvo en ATB (en La Paz y Santa Cruz) como presentador de informativos y director de Noticias. Su última presencia televisiva fue como presentador del noticiero central de la Red Uno, en La Paz, el año 2001, junto a la periodista Cathia Rodríguez.

Luego se dedicó a la comunicación institucional en entidades del sector público y privado. Actualmente es profesor a tiempo completo de la carrera de Comunicación de la Universidad Católica Boliviana (UCB).

“Agradezco la oportunidad de haber trabajado en algunos de los mejores periódicos, canales y radios del país junto a maestros de incomparable valía, como Juan Javier Zeballos, Mario Castro, Eduardo Pérez Iribarne, Paolo Agazzi, Carlos Mesa, Lorenzo Carri y Jorge Canelas, ejemplos perennes de excelencia en una u otra especialidad”, destaca Juan Pablo, quien dice ser hoy, profesionalmente, “un comunicador, un docente y un periodista que encuentra en las dudas propias y en la de los demás el reto para intentar descifrar certezas útiles para todos.

MÁS TITULARES DE La Guía