POLÍTICA    

Una magistratura del TSJ, en vilo

Denuncian presunto fraude en Beni

En Beni surgieron alarmas por un presunto fraude electoral. La candidata al Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), Mariana Montenegro, denunció que cinco actas de registro de votación fueron alteradas con tachaduras y añadiduras para “inflar” la votación para otro postulante.

Hasta el momento, cuando sólo faltan esas cinco actas para computar, Montenegro lleva la delantera con 23.814 votos contra 23.528 de su contrincante Carlos Alberto Eguez, es decir, diferencia de 286 votos.

Según Montenegro, las actas alteradas favorecen al otro candidato y sus cifras son suficientes para cambiar al vencedor y dejarla a ella en segundo lugar.

En las actas presuntamente fraudulentas, difundidas por la misma candidata, se puede observar que se tacharon los votos a su favor y los votos nulos y blancos. Asimismo, en esas actas se escribió en observaciones que los votos de Montenegro son para Eguez.

La candidata calificó de aberración a las actas con tachaduras y llamó la atención sobre el hecho de que las observaciones en esos documentos están realizadas con la misma caligrafía, a pesar de que corresponden a diferentes regiones: las provincias Balivián y Moxos.

El Tribunal Electoral Departamental (TED) de Beni tomo cartas en el asunto de oficio y decidió declarar el conteo en cuarto intermedio hasta el viernes, mientras se solicitan informes a los notarios y jueces electorales encargados de las mesas observadas. (Erbol)

MÁS TITULARES DE POLÍTICA