POLÍTICA    

Población en desacuerdo

Democracia comunal puede anular libertad de expresión

Sustituir el voto en urnas, por apoyos o aclamaciones en concentraciones para gobernar el país puede anular la libertad de expresión, la elección popular y la representación de minorías y de todos los sectores en el parlamento, según la percepción de los ciudadanos que fueron consultados por EL DIARIO sobre este tema.

INTENCIÓN

El mandatario sorprendió a la población cuando afirmó que no desestimó la posibilidad de que a futuro se pueda anular el actual esquema de democracia, que está basado en el sistema de mayoría y minorías, y reemplazarlo por una democracia comunal en la toma de decisiones por consenso y sin tomar en cuenta la postura de las minorías. En suma, suprimir las elecciones generales vigentes.

“No sé si en el futuro vamos a acabar con la democracia occidental de mayorías y minorías. Yo vengo del movimiento indígena originaria y allí he visto cómo se aprobaba en reuniones, concentraciones, del ayllu, de la comunidad, que no haya votación, porque en votación ya hay mayorías y minorías”, manifestó Evo Morales durante un acto público en la ciudad de Potosí.

Al respecto, EL DIARIO salió a las calles paceñas para preguntar a la ciudadanía su percepción al respecto y si está de acuerdo con la intención del Presidente. El resultado unánime es el rechazo a la postura del gobernante. A continuación, una muestra de las opiniones rescatadas.

ELIMINAR DISIDENTES

El analista y exvocal de la Corte Nacional Electoral Jorge Lazarte considera que la declaración del mandatario “es simplemente buscar la forma de eliminar al disidente, que es el sueño de todo dictador”.

“Quizás en aquellos regímenes totalitarios de China de Mao Tse Tung o la ex Unión Soviética, donde previo a elegir por aclamación, se eliminaba la disidencia, e inmediatamente se tomaban decisiones”, manifestó Lazarte.

Para el experto, con esta intención el mandatario demuestra que no acepta el sistema democrático con el que fue elegido

Desde la época, en que aún no era presidente, ya mencionaba el creer que lo mejor para Bolivia es que funcione como si fuera un “ayllu gigantesco”, como funcionan sus asambleas cocaleras; “él habla de sus experiencias y de sus comunidades”, agregó el analista.

Para Lazarte “es un absurdo pensar que eso sería factible para un país, podría funcionar en grupos pequeños, donde hay 20 o 30 personas pero es imposible en países, en ninguna parte del mundo existe esto, y no es un problema ideológico sino que como realización es imposible”.

“El Presidente habla mucho de democracia occidental europea, sin embargo gran parte de lo que dice todos los días viene de Europa hasta el idioma que habla es europeo”, señaló el exvocal de la Corte Nacional Electoral.

ANÁLISIS CIUDADANO

Antonio Gonzales:

“Yo estoy de acuerdo en que se haga la votación como siempre se hace, democráticamente. Debemos continuar con el sufragio, porque es la forma de elegir a nuestras autoridades. La democracia comunal no está bien, no estoy de acuerdo con esa práctica, además no la conozco”.

Darío Ibáñez:

“No porque se haya cambiado el nombre de República a Estado Plurinacional, el Presidente va querer hacer lo que le dé la gana, en ningún país de Latinoamérica se ha optado un voto por aclamación. Si así fuera, todos quisieran gobernar, hasta yo, pero no estoy de acuerdo”.

Juana Hilari:

“Creo que no nos conviene que se anule el voto, porque el voto debe respetarse. No estoy de acuerdo en elegir autoridades por aclamación en una asamblea, porque nos desordenaríamos y eso no está bien, así que no estoy de acuerdo con lo que dice el Presidente”.

Estefani Claros:

“No me parece que el Presidente pretenda o quiera anular nuestro voto, porque estaría obstruyendo la libertad de expresión y nos estaría forzando hacer lo que la mayoría quiera hacer, no me parece que haga eso. La verdad. uno tiene derecho a opinar lo que quiera porque estamos en democracia”.

Anshirley Gosalvez:

“No estoy de acuerdo, porque nosotros queremos un país libre, nosotros decidimos para todos y no para una persona. No queremos convertirnos en una Venezuela, donde poco a poco se está acabando la democracia. Pienso que es ya tiempo de que Morales deje gobernar a otros y se tome un descanso”.

Mirtha Layme:

No estoy de acuerdo con la intención del Presidente, votamos en democracia y sustituirlo sería un fraude para mí. Quién sabe si el Presidente podría hasta comprar apoyos. El voto es secreto y nadie puede decirnos cómo votar, nadie te obliga, nadie dice que votes nulo o blanco”.

Max Aguirre:

“No sé cuál es el objetivo y la razón del señor Presidente. Yo creo que el pueblo dio su respuesta con su voto de soberanía, diciéndole NO, ahora no sé cuál es la excusa mañosa. Por aclamación no pueden tomarse decisiones, caso contrario todos podríamos decidir y sería un caos”.

José Tapia Ramírez:

“No debería ser como el Presidente dijo, con el voto debe decidirse, sino vamos a parecer como en el colegio cuando el profesor dice ‘levanten la mano quienes quieren dar examen hoy…’, creo que eso se hace en diferentes situaciones y no para elegir a nuestros gobernantes”.

MÁS TITULARES DE POLÍTICA