DEPORTES    

El Dakar detuvo La Paz

La fiesta se vivió en el Hernando Siles, el raid atravesó el centro de la ciudad por segunda vez.

Una vez más el Rally más peligroso del mundo detuvo a toda una ciudad, en esta ocasión fue La Paz, ciudad por la que el Dakar pasó por el centro. Ese privilegio tiene Bolivia, por que en otros países no atraviesa el centro de la ciudad, como pasa con La Paz. Ayer más de veinte mil personas aproximadamente se dieron cita en las principales arterias de la ciudad maravilla para observar a los distintos competidores. Sin importar el frío por la intensa lluvia que cayó, los amantes del deporte tuerca permanecieron hasta altas horas de la noche.

La emoción por ver a los pilotos en sus motos o autos venció el corazón de los paceños quienes admirados permanecieron en las principales avenidas. El frio azotó pero pudo más la emoción, la gente quedo asombrada sobre todo al momento que llegaron los camiones. Los niños eran los más impresionados, sus ojos no se cansaban de ver los imponentes camiones que desfilaron por la avenida Camacho. Fiel a su estilo La Paz le brindó su apoyo al Dakar, las avenidas estuvieron llenas de banderas, donde la tricolor resaltó sobre las demás. Los pilotos también cayeron en la magia paceña, varios de ellos se detuvieron para sacarse fotos con los niños y con los amantes del deporte tuerca. Desde las (17:00), que fue el momento donde apareció el primer competidor hasta casi las (20:30), la gente no se cansó de aplaudir y saludar a los competidores.

La fiesta se armó en el estadio Hernando Siles donde se construyó dos tarimas, una donde estuvo el presidente del Estado, Evo Morales junto con las autoridades del país y otra donde se apostó a los distintos grupos en vivo que amenizaron.

Se armó una rampa, donde los pilotos llegaban y eran recibidos por el primer mandatario. Los pilotos Walter, Daniel Nosiglia y Juan Carlos Salvatierra fueron los más ovacionados a su llegada al rampa. “Que viva Bolivia”, gritó Salvatierra a modo de despedirse, Nosiglia entre tanto no pudo hablar mucho debido a una afección en la garganta. Hoy la fiesta se trasladará al Colegio Militar donde se armó el campamento, los pilotos y sus ayudantes podrán descansar ahí antes de volver a emprender la séptima etapa que partirá el sábado, la carrera se traslada a Potosí.

MÁS TITULARES DE DEPORTES