METRO CUADRADO    

La inseguridad subjetiva desde la arquitectura y el urbanismo

Seguridad como un serio problema, la seguridad física y la seguridad contra el delito son por lo tanto problemas graves en una gran ciudad del mundo actual y entre los riesgos, el delito se divide en delitos graves y delitos menores, incendios provocados que surgen de fuegos pequeños o devastadores, terrorismo, miedo al delito…

Siguiendo con las publicaciones sobre si ¿La Infraestructura de su Casa es Segura? , es necesario destacar en esta oportunidad que para paliar esta situación de inseguridad, la Organización de las Naciones Unidas (ONU) ha propuesto estrategias que requieren cooperación coordinada, enfoques integrados, sostenibilidad, intervención temprana y planificación. Desde esta perspectiva, el delito ya no es únicamente un asunto de la policía, por ello los nuevos planteamientos de prevención se centran en la colaboración con otras instituciones, gubernamentales y privadas.

Uno de estos planteamientos centrado en aspectos sociales, organizativos y en el entorno físico es la “Prevención del Delito a través del Diseño del Entorno”, que ha demostrado ser útil, efectivo, muy concreto y viable para prevenir el delito y los sentimientos de inseguridad, todo ello desde una perspectiva multidisciplinaria.

Según este planteamiento, para detener el incremento delictivo y el miedo al mismo ya no se debe mirar exclusivamente al sistema policía/justicia sino también hacia iniciativas que se centren en la planificación urbanística (ciudades y espacios públicos); diseño arquitectónico (edificios y calles); componentes de los edificios y diseño de productos.

Algunas iniciativas que tienen presente estas nuevas ideas se vienen desarrollando en otros países. Especialmente en lo relativo al entorno físico por su influencia en el comportamiento criminal, máxime cuando el mismo se apoya en la oportunidad, el anonimato, el acceso fácil y en las vías rápidas.

CIUDAD ATRACTIVA

Las grandes ciudades de todo el mundo son cada vez más atractivas para las personas de las zonas rurales y de otros países por su poder financiero y sus oportunidades económicas, la riqueza cultural y los lugares de interés (turismo), las oportunidades de trabajo que ofrecen un nivel de vida por el que muchas personas luchan o simplemente por el estilo de vida que prometen.

El Secretario General de la ONU, dijo en su momento Kofi Anan: “El mundo ha entrado en el Milenio Urbano.” Pero esta urbanización conlleva riesgos subyacentes que han de ser reconocidos: el acoger a nuevos ciudadanos y ofrecerles el número necesario de viviendas de calidad y asequibles, así como diversidad de oportunidades de trabajo para diferentes niveles de cualificación, es un desafío agotador para las administraciones. Si este proceso falla en las grandes ciudades, a menudo se debe a la falta de coherencia social y a las redes sociales, formales o informales. Finalmente, la calidad de vida disminuye. En último lugar, pero no menos importante, las grandes ciudades ofrecen numerosas oportunidades para aquellos que vienen buscando oportunidades fuera de la ley o que no participan en formas legalmente aceptables de ganarse la vida.

Estos y otros problemas de actualidad afrontados por ciudades importantes de todo el mundo están estrechamente relacionados con el desarrollo anteriormente mencionados, así como las transiciones políticas, económicas y sociales de las sociedades modernas que están teniendo lugar en los últimos años, afirma el documento de la ONU.

EL ATRACTIVO URBANO, especialmente de áreas urbanas importantes ha estado acompañado no sólo por un aumento de la tasa de delitos y de problemas de seguridad, sino también por un aumento del sentimiento de inseguridad/miedo al delito de muchos ciudadanos, que por consiguiente lleva a la reducción de la calidad de vida y puede causar una desestabilización de las sociedades urbanas.

INFORMACIÓN DE TERROR

En el país está ocurriendo algo similar, debido a que durante los últimos años vivimos en “información de terror”, debido a que LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN Y LOS POLÍTICOS ECLOSIONAN LOS INFORMATIVOS con noticias de robos, asaltos, violaciones, corrupción, narcotráfico, inseguridad, desfalcos, y lo último la desaparición de dinero de los Bancos e instituciones públicas y otros AFECTANDO A LA INSEGURIDAD MENTAL DE LAS PERSONAS, PERO ALGO PEOR TRAUMATIZANDO A LAS PERSONAS CON ESTOS HECHOS, ADEMÁS DE CREAR UN CONTEXTO PERFECTO PARA EL TEMOR MENTAL Y LA INSEGURIDAD ENTRE LOS CIUDADANOS.

Existen numerosas oportunidades para que estas personas lleven a cabo sus actividades criminales y se ocultan en los entornos urbanos. Utilizan la ciudad tanto como escenario del delito como para refugiarse. Se pueden reconocer estas situaciones en zonas urbanas de todo el mundo, especialmente en las ciudades más grandes. Tienen un importante impacto en la calidad de vida de las personas y a menudo conducen a sentimientos, a veces exagerados, de inseguridad/miedo al delito. Independientemente de si el miedo se basa en los hechos o no, puede dañar a las sociedades urbanas y despertar reacciones problemáticas.

El tema del delito, la seguridad y la calidad de vida en zonas urbanas y la adopción de medidas diseñadas para detener los sentimientos de inseguridad, el delito y los problemas subyacentes se han convertido en un asunto clave para todas las instituciones implicadas en la seguridad, la prevención del delito y las políticas sociales.

SEGURIDAD COMO UN SERIO PROBLEMA, la seguridad física y la seguridad contra el delito son por lo tanto problemas graves en una gran ciudad del mundo actual y entre los riesgos, el delito se divide en delitos graves y delitos menores, incendios provocados que surgen de fuegos pequeños o devastadores, terrorismo, miedo al delito… la lista de delitos es larga y deberá acortarse, definirse y diseñarse para adaptarse a la situación local de cualquier ciudad.

PLANIFICACIÓN URBANA

De aquí, la planificación urbanística también tiene un impacto en el delito y el miedo al delito por medio de la influencia en la conducta y las actitudes de, por ejemplo, los delincuentes; guardianes formales como por ejemplo la policía; guardianes informales. Un gran número de experiencias ha demostrado que tipos concretos de delito pueden reducirse, modificando la oportunidad del delito en entornos urbanizados y sin conllevar el desplazamiento del delito (Hesseling 1994).

LUGARES OSCUROS

Los estudios de zonas públicas en las que han sucedido agresiones sexuales muestran que el tipo y las características de lugares que asustan, por ejemplo, de poca iluminación y la existencia de lugares escondidos, son paralelos a la existencia del delito.

Existen varios aspectos que pueden causar o aumentar el miedo al delito en zonas públicas:

-La falta de vigilancia ocasionada por una iluminación escasa o por la presencia de maleantes, que podrían convertirse en potenciales escondites, hace que las personas se sientan inseguras.

-Las barreras visuales o reales que separan zonas de diferentes dueños no deberían ser barreras visuales entre pisos u oficinas y lugares públicos.

MÁS TITULARES DE METRO CUADRADO