Perspectivas y Negocios    

Corea del Sur, Alemania y Singapur

Líderes mundiales en automatización

Conozca los países mejor preparados, según un nuevo informe publicado por The Economist Intelligence Unit y patrocinado por ABB, líder tecnológico pionero que trabaja colaboración con clientes de servicios

Los rápidos avances y la sofisticación de las tecnologías automatizadas tendrán serias implicaciones para el trabajo y el empleo, y los gobiernos deberían estar preparados. Corea del Sur, Alemania y Singapur son los países mejor preparados del mundo para la automatización, según un nuevo informe creado por The Economist Intelligence Unit y patrocinado por ABB.

ABB es un líder tecnológico pionero que trabaja colaboración con clientes de servicios, industria, transporte e infraestructura en aproximadamente 100 países. Con más de cuatro décadas a la vanguardia de las tecnologías digitales, somos líderes en equipos y sistemas industriales conectados y habilitados digitalmente con una base instalada de más de 70,000 sistemas de control que conectan 70 millones de dispositivos.

REPORTE

El reporte “The Automation Readiness Index (ARI): Who Is Ready for the Coming Wave of Innovation?” evalúa cuán bien preparados están estos 25 países para los desafíos y oportunidades de la automatización inteligente. El análisis realizado concluye que incluso los países más preparados para el futuro del trabajo deben reconsiderar la educación y la capacitación con un enfoque en el aprendizaje permanente para preparar a las personas los trabajos del mañana. “El informe muestra el patrón de éxito del futuro. Debemos aprovechar estas recomendaciones”, dice Ulrich Spiesshofer, CEO de ABB. “El ritmo de la innovación y el cambio laboral hoy es tan rápido que todos deben tener acceso al aprendizaje continuo. Aumentar el potencial humano con la tecnología de una manera responsable, a la vez que se brinda educación y capacitación continua. Esta es una oportunidad para impulsar la prosperidad y el crecimiento”. Además de Corea del Sur, Alemania y Singapur, los 10 países mejor posicionados para abrazar la ola de Inteligencia Artificial son, en orden de clasificación: Japón, Canadá, Estonia, Francia, Reino Unido, Estados Unidos y Australia.

ÍNDICE ARI

El análisis del informe se basa en el índice ARI, creado por The Economist Intelligence Unit, así como a través de una serie de entrevistas con expertos de todo el mundo. Las clasificaciones se determinaron sobre la base de un total de 52 indicadores cualitativos y cuantitativos seleccionados en consulta con expertos en automatización, educación y economía. El estudio encontró que al día de hoy se ha hecho poca política que aborde específicamente los desafíos de la automatización basada en inteligencia artificial (IA) y robótica. “La gran mayoría de los países dentro o fuera de la OCDE están empezando a pensar en la planificación de los desafíos de la automatización”, dijo Elizabeth Fordham, asesora principal de relaciones globales en la Dirección de Educación y Habilidades de la OCDE. Pero ningún país está genuinamente preparado para la era de la automatización inteligente.

Solo pocos países, incluidos Corea del Sur, Alemania y Singapur, los primeros en el índice, han emprendido iniciativas en áreas como la reforma de los planes de estudio, iniciativas de aprendizaje continuo, programas de formación profesional y flexibilidad en el lugar de trabajo.

FORMACIÓN DOCENTE

- El reporte advierte que si los países quieren una estrategia a largo plazo para enfrentar los desafíos de la automatización, la educación debe estar en el centro de ella. La automatización y la IA hacen aún mayor la necesidad de programas de educación básica y nuevos tipos de formación docente.

- Según los expertos entrevistados, se habla mucho de este tema pero hay muy poca planificación y acción en este frente hoy en día. “Nadie se ha familiarizado con la planificación estratégica requerida para el cambio educativo en este contexto, y existe una gran necesidad”, dice Rose Luckin, profesora de diseño centrado en el alumno del University College London.

- Sin embargo, cambiar el currículo es solo una parte de la batalla. La parte más difícil es capacitar a los profesores para que puedan impartir “conocimientos y habilidades del siglo XXI”. “Enormes expectativas se están colocando en los educadores que de alguna manera podrán cambiar qué y cómo enseñan. Pero, ¿quién los preparará para hacerlo?”, señala Luckin. Los cinco países con mejor puntuación en la categoría de educación al menos han comenzado a adaptar sus programas de formación docente.

MÁS TITULARES DE Perspectivas y Negocios