METRO CUADRADO    

Construcción

A empresas no les interesa el peligro de cables

Las empresas de comunicación y electricidad que ganan miles de dólares al segundo por sus servicios, no tienen el menor interés o no les importa ordenar las “chipa” de cables que dejan en las calles de la ciudad y ponen en peligro la vida de los ciudadanos.

Fueron varias las ocasiones, donde los cables provocaron cortos circuitos en las calles, incendios, cedieron los postes por el peso de los cables, ceden al piso por la lluvias los postes, ni aun así ordenan el enredo que existe con los cables en calles del centro de la ciudad de La Paz y similar situación debe ocurrir en otras ciudades del país.

Las telefónicas con VIVA, TIGO, ENTEL, AXE y otros son las principales empresas de servicio telefónico, internet y otros. A eso hay que sumar la empresa de electricidad que también es otro peligro para los ciudadanos que ocupan los espacios públicos y estas empresas no tienen la voluntad de ordenar los cables.

POR AIRE

Entre empresas telefónica y de electricidad y otras se reparten el problema, pero ninguna, que invade el espacio aéreo toma la previsión del peligro que corren los ciudadanos por debajo de estas instalaciones, es más, si existe alguna regulación precisa, no la cumplen, similar situación a la que plantean los choferes del transporte público, no les interesa los usuarios, ellos pueden hacer lo que les dé la gana, convirtiéndose en “sociedades y grupos supuestamente independientes” dentro de la comunidad paceña “no quieren ser multados, menos controlados, aun peor que se les diga algo”, es la razón que los ciudadanos paceños sugieren que desaparezcan los sindicalizados.

Como existen diferentes líneas de minibuses, es casi lo mismo con las empresas telefónicas y electricidad y quizás no tanto esta última, que de manera indiscriminada extienden sus cables por toda la ciudad para prestar sus servicios; por ejemplo televisión por cable, telefonía móvil y local, compañías de internet que deberían dar ejemplo de una instalación.

Igualmente quienes construyen su casa arrastran electricidad de los postes, sin ninguna previsión y menos seguridad para su familia, se pueden observar instalaciones improvisadas en los barrios de la ciudad, aunque debería ser una labor de los administradores de electricidad.

A estas empresas no les interesa la seguridad de los ciudadanos, es instalar como sea y donde sea, colocando una abrazadera o alambres de amarre.

A esto hay que sumar que los postes de luz o de otros se han convertido en apoyadores directos de vallas publicitarias que van de poste a poste y son colocados con alambres que se quedan como parte del decorativo de los postes y muchos de ellos en franco deterioro.

HAY DE LAS OTRAS

El asunto no queda ahí, esto es por el aire y por tierra, ni se le ocurra ir por la calle Apumalla, porque al caminar por la vereda o acera se encuentra con una serie de cables de alta tensión de soldadura electrónica y en cualquier momento podría ser electrocutado o finalmente resbalar por pisar el cable. Pero no es en el único lugar, existen otros en la ciudad como en la ciudad de El Alto.

Este es un mal hábito de algunos ciudadanos, que ocupan las aceras de la calle como parte de sus instalaciones de trabajo. No es delito que trabajen, pero tendrán que hacerlo dentro sus instalaciones, tiene que haber un límite y no hay quien les saque la lengua siquiera. Otro tanto es de los comerciantes que copan las aceras de calles y avenidas, como si fuesen dueños y al final los ciudadanos tienen que caminar por las vías, esquivando a los vehículos, vendedores de comida y otros.

No debería ser necesaria la intervención del municipio por el contrario se refiere a la conciencia de la gente que se dedica a perjudicar a otras, deberían evitar esta situación, pero al parecer estamos muy lejos de respetarnos entre habitantes.

COMO SI FUESE POCO

En La Paz hay 5.385 metros lineales de ductos subterráneos construidos a modo de anillos para posibilitar la migración de los cables de empresas de servicio, informó la jefa de Fiscalización de Servicios Públicos, María Luisa Kuramoto.

De este total, 900 metros lineales están desplazados en la avenida Camacho. En calles del C Viejo hay 4.485 metros lineales de ductos instalados desde 2011.

“Hemos ido generando anillos como Alcaldía porque la intervención tiene siete años de ejecución, aproximadamente. Se tienen ductos en las calles Loayza, Colón, un tramo corto sobre la calle Ayacucho. Este tramo esta interconectado con el ducto de la avenida Camacho. Luego se tienen otros anillos más largos sobre las calles Socabaya, Yanacocha y Genaro Sanjinés tratando de generar áreas de mayor longitud para generar la migración de los cables”, enfatizó.

Además, están en ejecución 2.018 metros de ductos en otras calles también del Casco Viejo.

MÁS TITULARES DE METRO CUADRADO