METRO CUADRADO    

Atrio de la EMI un espacio de encuentro ciudadano

El nuevo diseño y construcción del Atrio de la Escuela Militar de Ingeniería (EMI) del barrio de Irpavi de la ciudad de La Paz, hace poco inaugurado, es el espacio perfecto de encuentro de los ciudadanos paceños, además de ser una obra pública edificada por primera vez por una universidad privada-militar en beneficio de los bolivianos.

Según la proyectista del diseño final, arquitecta Úrsula Bustillos, fue priorizar el espacio a las personas: estudiantes, docentes, ciudadano, que permita la reunión casual o prevista en la avenida principal de Irpavi.

“Antes de transformar un espacio, un estudio de apreciación a diferentes escalas con el contexto es un paso importante. Enfatizamos la escala humana, una perspectiva que muchas veces queda olvidada al momento de realizar grandes edificaciones”, sostiene.

¿Cuál es el elemento principal de una Universidad? Esta interrogante es lo que motivo al equipo de trabajo a realizar un espacio que sea agradable para los alumnos, elemento vida, de una Institución Académica, sin alumnos no habría Universidad, entonces el Ingreso principal está dedicado para los estudiantes, es así que la arquitectura proyectada y construida a escala humana será aquélla que tome al hombre como patrón, concepto que arriba a que la Escuela Militar de Ingeniería Unidad Académica La Paz tenga su emblemático atrio de ingreso peatonal y no así vehicular como solía ser.

Arquitectónicamente el elemento generador de este imponente Atrio de la Escuela Militar de Ingeniería está delimitado por un volumen semi-circular que va articulándose desde un núcleo introvertido generado por la sección aurea que nace del centro del patio de honor en la parte trasera del bloque principal.

La segunda línea que sigue a este elemento arquitectónico perimetral arqueado, es un hilera de mástiles predominantes al volumen principal de carácter volumétrico.

A que nos referiremos con predominantes ante el bloque volumétrico que en este caso tiene la forma de castillo , asemejándose a al logotipo de la institución, el bloque académico en sí tiene la rigurosidad de su forma, el color plomo predomínate, con el azul refractario en los ventanales, resultado arquitectónico que muchas veces se lo ha visto muy agresivo a la escala humana que mencionábamos anteriormente, razón por la cual, muchos profesionales han realizado propuestas de remodelación con propuestas de cambio de color, luminotecnia, propuestas de membranas para generar un elemento más armónico, realizar este trabajo de fachada costaría a la Institución un monto considerable que nos llevaría a la pregunta, que es lo primordial la forma o la función, por lo cual realizar un trabajo de ¨maquillaje de la fachada¨ en este momento no era lo más adecuado , por lo cual el diseño arquitectónico del imponente ingreso peatonal ayuda a armonizar esta problemática con 13 imponentes mástiles, elemento intermedio entre el portal de ingreso y el bloque académico.

Generar esta capa intermedia aporta visualmente a contrarrestar la rigidez del bloque principal, aportando color y movimiento con las emblemáticas banderas flameando al viento de los 9 departamentos de Bolivia, banderas nacionales y la bandera Institucional de la Escuela Militar de Ingeniería, este detalle nos evoca que la Escuela Militar de Ingeniería forma a profesionales de todos los departamentos de Bolivia y también nos llama al patriotismo nacional.

El aporte de un atrio a la Escuela Militar de Ingeniería es un espacio que también tiene su connotación de aporte urbanístico es por este motivo que en el centro de este gran espacio se levanta un gran monumento del Mcal Antonio José de Sucre, que en honor a su trayectoria patriótica, de profesión Ingeniero y creyente en que la educación es más valiosa que el dinero, la Escuela Militar de Ingeniería lleva en alto su nombre.

MONUMENTO HECHO EN COPACABANA

Esta obra escultórica de gran valor artístico es el trabajo del Artista multifacético (Escultor, Pintor, Tec. Restaurador). Justo S. Chambi Alarcón, quien tiene su taller en Copacabana, desde ahí viene este importante monumento que fusiona el espacio privado de la universidad con el espacio público de la ciudad, convirtiéndose no solo en un monumento de la Escuela Militar de Ingeniería sino un aporte para la ciudad de La Paz, que marca un momento histórico de que la zona sur tenga la presencia del honrado Mcal. Antonio José de Sucre ejemplo de lealtad y patriotismo a nuestro país y a la educación, revalorizando de esta manera el valor de monumento en una ciudad.

Dentro de toda esta importante revalorización del ingreso peatonal a la Escuela Militar de Ingeniería también se ha realizado el aporte de mejoramiento de la garita de ingreso principal, sistematización del ingreso de estudiantes e ingreso de visitantes, la implementación de un espacio para los oficiales de guardia, también un elemento curioso dentro del diseño es que la pérgola del ingreso principal refleja en el suelo las siglas de la institución EMI, generando al peatón recordar la importancia del sol en nuestras vidas así como también el aporte paisajístico mismo que fue cuidadosamente seleccionado por el equipo de arquitectos paisajistas y biólogos, dando así un toque importante de aporte ecológico y verde para armonizar la rigidez de los materiales, especies como el Abe, para el aporte de la polinización, en tonos blancos intercalados con anís para aromatizar el espacio, el verde del césped, enredaderas de jazmín en las bancas de parada de transporte público y colgantes en las verjas, elemento horizontal en todo el frontis intercaladamente con letreros publicitarios de las diferentes carreras y actividades de la universidad son el aporte paisajístico.

MÁS TITULARES DE METRO CUADRADO