ECONOMÍA    

Cifras del Gobierno no reflejan realidad del sector productivo

• Una evaluación de la Confederación de Empresarios Privados de Bolivia concluyó que las autoridades apelan a datos inexactos

Las cifras que maneja el Gobierno sobre la situación del sector empresarial fueron calificadas de “tendenciosas”, que al no ser desagregadas por rubros, pretende mostrar una situación ajena a la verdadera realidad de las actividades productivas, declaró ayer el presidente de la Confederación de Empresarios Privados de Bolivia (CEPB), Ronald Nostas, luego de la conclusión del Consejo Directivo del ente gremial, al que asistieron representantes de las diversas entidades afiliadas.

Nostas ofreció después una conferencia de prensa, junto a los directivos del ente gremial, Fernando Cáceres y Javier Bellot, sobre los datos que despliega el Gobierno, que en criterio de la cúpula empresarial, no reflejan la realidad del sector productivo del país.

EMPRESAS

El titular de la entidad matriz observó la cifra que maneja el Gobierno sobre el registro de empresas sobre la base de datos de Fundempresa, que según las autoridades ascenderían a 303.000 unidades productivas y de servicios.

Nostas dijo que si bien es un dato positivo que se incremente el número de empresas, discrepó con que no se aclare adecuadamente el número de unidades que está vigente y cuántas no están ya en esa situación.

Informó que de la cifra señalada por el Gobierno, sólo el 37 por ciento está vigente, al haber renovado su matrícula, es decir está en situación activa. El dato correcto sería la existencia de 113.311 empresas y no las 303.000 unidades señaladas por las autoridades.

Aclaró, por tanto, que la base empresarial no estaría vigente, debido a que muchas firmas no renovaron su matrícula, en definitiva desaparecieron o migraron al sector informal. “Datos en algunos momentos tendenciosos confunden a la población”, lamentó el directivo de la CEPB.

Reiteró que el grupo de empresas que no renovó su matrícula y que consecuentemente no está vigente, no puede ejercer función económica alguna, y por lo tanto no puede generalizarse la cifra de las que están en funcionamiento.

UTILIDADES

De igual manera, Nostas hizo referencia a los informes del Ejecutivo en torno a las empresas que habrían generado el 33 por ciento de utilidades, tratando de mostrar un buen desempeño que supuestamente tendría el sector.

Al respecto, Nostas aclaró que las utilidades de las empresas están bajando en los últimos cuatro años, y en la presente gestión no será la excepción.

Precisó que de la cifra que maneja el Gobierno, sólo 1,1 por ciento representa el mayor porcentaje, mientras que el 98 por ciento de las empresas, que comprende medianas y pequeñas, sólo tienen una participación del 20 por ciento.

“Las cifras oficiales confunden”, reiteró Nostas, a tiempo de indicar que el Gobierno brindó datos de las utilidades al primer trimestre de la presente gestión, pero sin que reflejen la verdadera realidad, ya que el sector genera estos datos anualmente y no trimestralmente.

DIFÍCIL SITUACIÓN

“Quisiéramos saber de dónde salen esos datos”, dijo Nostas, indicando que las estimaciones oficiales exponen al sector privado a una difícil situación, especialmente a las pequeñas empresas, más aún con el incremento salarial, el doble aguinaldo y, además, se las castiga con una inconsulta Ley de Empresas Sociales.

Expuso luego que, desde hace años, tienen diferencias de datos con el Gobierno, y hasta la fecha no se han logrado establecer la consistencia de las apreciaciones oficiales.

OPINIÓN

En torno a este mismo tema, el economista Iván Finot, en su columna de opinión periodística, dijo que si bien se justificaría el doble aguinaldo por el incremento de las utilidades y porque los trabajadores hacen crecer la economía, el porcentaje que se maneja de 26% de utilidades sólo sería un promedio.

Añadió que el Gobierno debería precisar cuáles son las empresas que hacen posible que tal promedio sea tan elevado.

MÁS TITULARES DE ECONOMÍA