CULTURAL    

Indignación por plagio de danzas en Francia

El artista boliviano Gustavo Gutiérrez, quien radica en la ciudad de Dijón, en Francia, manifestó su indignación por el plagio de danzas bolivianas en ese país. Sugirió que las autoridades nacionales deben buscar mecanismos para sentar soberanía sobre la cultura del país.

Señaló que asociaciones de diferentes naciones europeas presentan en Francia algunas danzas bolivianas como si fueran propias, inclusive se apropian de la música de artistas reconocido prestigio nacional.

“No quiero mencionar nombres, pero he visto presentar el caporal con música de los Awatiñas en un festival, lo presentaron con otro nombre y de otro país (…). Hay asociaciones que utilizan nuestras danzas y lastimosamente no hay alguna autoridad que pueda defenderlas”, declaró a EL DIARIO.

Gutiérrez, quien es músico y compositor, expresó su sentir cuando escucha música y danza boliviana presentada como si fuera de otro país. Añadió que, como artista, en cada presentación que realiza, por su parte, ofrece una exposición sobre los orígenes de la música y danza bolivianas.

“Me siento un poco impotente cuando veo y no puedo decirles que no es de ellos, a lo único que apelo es ir a los conciertos y tocar un caporal, cueca, morenada y explicar a los francés sobre el origen boliviano que tienen”, añadió.

Gutiérrez señaló que defender las danzas bolivianas en el extranjero es un tanto complicado, debido a que existe dejadez por parte de las autoridades diplomáticas acreditadas en este y otros países de Europa. Sostuvo que en la ciudad de Dijón, donde radica, no existen muchos bolivianos que permanezcan un buen tiempo, pero es el lugar donde más casos de plagio evidenció, a diferencia de Paris donde los connacionales buscan modos de hacer respetar el folklore nacional.

Indicó que en la ciudad de Dijó no hay una oficina dónde realizar la queja o acudir a una autoridad para buscar mecanismo destinados hacer respetar la música y danza bolivianas.

En ese sentido, el joven artista sugirió difundir las danzas bolivianas al mundo llevando de gira a los grupos musicales y ballets propios y de ese modo sentar soberanía.

“Faltan más eventos culturales, sería bueno financiar ballets para que vayan a determinadas ciudades de Francia. Hay que mostrar las danzas bolivianas, tiene que haber más comunicación”, sostuvo.

PARA RECORDAR

Francia no es el único sitio donde la danza boliviana es presentada como de otro país, se debe recordar que el 29 de octubre de 2014, EL DIARIO publicó que las autoridades de Oruro y otras instituciones denunciaron ante el Ministerio de Culturas el plagio de las danzas y música de los bolivianos en la festividad de Puno, Perú, para tramitar ante la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) un título de Obra Maestra del Patrimonio Oral e Intangible de la Humanidad.

El 14 de enero de 2015, el Rally Dakar pasó por Bolivia y Chile, en la oportunidad, la organización del país vecino recibió a los pilotos con evidente plagio de danzas bolivianas, una combinación de morenada y diablada.

El 6 de octubre de 2017, el Ballet boliviano “Jimmy Calla Montoya” se presentó en ciudades de Brasil, oportunidad en la cual denunció plagio de danzas bolivianas; demostró, en sus actuaciones, las coreografías del tinku y tobas como expresiones culturales de Bolivia.

MÁS TITULARES DE CULTURAL