POLÍTICA    

Agente Rodríguez a Chile

Diálogo puede descartar nuevos juicios

El canciller Diego Pary reiteró que Bolivia “jamás” abandonará su intención de tener una salida al mar

Si Bolivia y Chile inician una nueva fase de acercamiento en base al diálogo para un entendimiento sobre la cuestión marítima ya no sería necesario recurrir a nuevos escenarios jurídicos, según el agente boliviano ante La Haya y embajador en Países Bajos, Eduardo Rodríguez.

El diplomático y expresidente boliviano en una entrevista con La Tercera de Chile se refirió a la carta que envió días atrás el presidente Evo Morales a su colega chileno, Sebastián Piñera, donde pide que en cumplimiento a la invocación del fallo de la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya se reinicie el diálogo entre ambos países.

En esa línea, Rodríguez antes de su retorno a La Haya, afirmó que ambos países pueden lograr un acercamiento en el marco del fallo del tribunal internacional y del Tratado de Paz y Amistad de 1904 y la invocación de La Haya que plantea un acercamiento para resolver temas pendientes de enclaustramiento marítimo, además tomando en cuenta que Bolivia y Chile son y serán países vecinos.

En caso de que Chile acceda a ese acercamiento, el agente descartó que Bolivia recurra a un nuevo escenario jurídico.

“Si Chile y Bolivia asumen un nuevo rumbo de entendimiento, no creo que sea necesario volver a escenarios judiciales”, dijo Rodríguez.

“¿Por qué se hace este llamado a retomar el diálogo?”, preguntó el medio chileno y Rodríguez respondió:

“La carta da pautas muy claras: Bolivia respeta el fallo y sus alcances, pero también, en observancia de la recomendación explícita de la corte (párrafo 176), asume que el diálogo, en el espíritu de buena vecindad, puede aproximar a las partes para resolver los asuntos de interés recíproco. Bolivia y Chile no pueden seguir viviendo de espaldas, y cualquier iniciativa que los aproxime merece ser atendida. En ese mismo sentido, el presidente Morales también señaló que el llamado a retomar el diálogo sobre el tema marítimo responde a que eso pide La Haya. Pero el párrafo 176 no hace un llamado, solo plantea que ambos países pueden conversar”, dijo.

Ese escenario da lugar a la apertura de un nuevo acercamiento donde Chile “debe responder una propuesta seria y respetuosa” que llevaría incluso a retomar las relaciones diplomáticas entre ambos estados. “Es un escenario posible que podría contribuir significativamente”.

Insistió en la fórmula planteada en el fallo de La Haya de entablar un “diálogo constructivo para resolver todas nuestras diferencias, un diálogo creativo, eficaz y oportuno. Como anota el presidente de la CIJ en su opinión anexa al fallo: soluciones por encima y más allá del ámbito estrictamente jurídico”.

El presidente Piñera el miércoles respondió a través de los medios la carta de Morales y afirmó que su gobierno está dispuesto a iniciar el diálogo pero dejando de lado la “absurda” idea de hablar de un acceso soberano al mar.

Si “Bolivia abandona su absurda pretensión sobre territorio, mar o soberanía chilena, en esas condiciones por supuesto que vamos a dialogar con Bolivia los temas del futuro, como el fortalecimiento de nuestra integración y desarrollo económico, el mejoramiento de la seguridad de nuestras fronteras, el combate con mayor eficacia del narcotráfico y otros males”, dijo Piñera.

Al respecto, Rodríguez afirmó que el tema de soberanía es un aspecto “sensible” para Bolivia, sin embargo, no es la única opción.

“Pueden concurrir otros aspectos que contribuyan a facilitar primero el diálogo y luego a fortalecer la capacidad de encontrar fórmulas posibles y mutuamente convenientes”, afirmó.

“NO RENUNCIAREMOS”

En tanto, el canciller de Bolivia Diego Pary, respondió de forma más cortante la postura del presidente de Chile frente al pedido de Evo Morales y afirmó que Bolivia no renunciará a su propósito de retornar a las costas del océano Pacífico.

“Bolivia jamás abandonará su propósito, Bolivia jamás abandonará su objetivo de tener una salida hacia el Océano Pacífico, nosotros seguiremos trabajando para reencontrarnos con el Océano Pacífico”, manifestó Pary.

El pasado 1 de octubre, la Corte de La Haya concluyó que la República de Chile no tiene la obligación legal de negociar con el Estado Plurinacional de Bolivia un acceso soberano al Océano Pacífico.

Sin embargo, la CIJ también aclaró que su fallo no se debe entender como un impedimento a las partes para continuar con el diálogo “en un espíritu de buena vecindad para atender las cuestiones relacionadas a la mediterraneidad de Bolivia” y cuya solución ambos Estados reconocieron como un interés mutuo para llevar adelante unas “negociaciones trascendentes”.

Entonces el pedido de reiniciar el diálogo “ha estado plenamente orientado por el fallo de la CIJ, el párrafo 176 de la Corte, de manera explícita, ha pedido a ambas partes avanzar en este tema”, insistió Pary.

MÁS TITULARES DE POLÍTICA