SOCIEDAD    

Drama por cáncer

Pacientes piden nuevo convenio

El Sedes espera contar con el acelerador lineal en enero

Las personas que padecen diferentes tipos de cáncer se hicieron presentes la mañana de ayer en la plaza Murillo, para demandar a las autoridades de la Gobernación y del Gobierno se amplíen los convenios con centros de salud privados, con el fin de continuar su tratamiento. “Se terminan los convenios y no sabemos qué será de los pacientes que aún esperan por una radioterapia”, dijo la representante del sector, Rosario Calle.

“Queremos vivir… queremos vivir…”, gritaban las más de 20 personas que con carteles en mano con las inscripciones “Yo también importo” irrumpieron en el kilómetro cero para exigir solución a sus demandas, mientras los policías hacían un cordón de seguridad.

“Se ha terminado el convenio ¿qué va a ser de tantas mujeres que necesitan de radioterapia? Necesitamos atención inmediata y con calidad, eso pedimos a las autoridades que nos escuchen ya estamos desesperados y vamos a tomar medidas drásticas”, dijo Rosario Calle, representante del sector.

La representante del sector afirmó que muchas personas no accedieron a los tratamientos que están siendo subvencionados por la Gobernación y tuvieron que abandonar su tratamiento, en tanto que otros se resignaron a morir sin acceder a una oportunidad para curar su enfermedad.

“Otros por no tener dinero no han regresado a sus sesiones de radioterapia. ¿Qué va a ser de estos pacientes? En un tiempo más avanzará la enfermedad y no tendrán solución”, afirmó.

Después de la crisis la Unidad de Radioterapia del Hospital de Clínicas por la falta de un acelerador lineal, en junio el Instituto Boliviano de Radioterapia Oncológica (IBRO) ganó la licitación para el servicio de radioterapia con acelerador lineal durante seis meses a los pacientes con cáncer del Hospital de Clínicas.

Jorge Ticona, director del IBRO, informó que el instituto podrá atender, con el acelerador lineal, entre 50 y 60 enfermos a diario, porque las “sesiones son cortas y efectivas”.

El Director del Sedes dijo que el IBRO propuso dar el tratamiento a cada uno de los pacientes con cáncer por un precio de Bs 17.000 ($us 2.442), aunque en algunos casos la atención será sin costo alguno.

Explicó que el acelerador lineal de la Caja Petrolera de Cochabamba, que es de menor tecnología, cobra Bs 14.500, pero solo es para asegurados. Ticona dijo que los precios que ofrece el IBRO son los más bajos de la región.

El tratamiento con la bomba de cobalto en el Hospital de Clínicas cuesta Bs 3.500, sin embargo, el equipo se descompone cada vez y los pacientes deben cortar las sesiones con el peligro de que la enfermedad se expanda.

La representante de personas con cáncer, Nancy Huallpa, rechazó la propuesta de pagar por su tratamiento y pidió a las autoridades de la Gobernación de La Paz que el convenio sea para la atención gratuita.

MÁS TITULARES DE SOCIEDAD