NACIONAL    

Operativo de control

Alojamiento clausurado por vender bebidas prohibidas

Personal de la Intendencia y la Guardia Municipal de la Alcaldía de El Alto, procedió a clausurar un alojamiento en la calle Sempértegui de la zona Villa Dolores por vender alcohol en su interior.

Cerca de 20 efectivos de ambas instancias ediles se desplazaron a las calles Sempértegui y Tiwanaku del mencionado barrio, para efectivizar los operativos de control a seis actividades.

FALTA DE HIGIENE

En un alojamiento encontraron faltas de inocuidad, por lo que se procedió al decomiso de colchones; en tanto que en el segundo, constataron el consumo de bebidas alcohólicas.

"De acuerdo al informe de los técnicos de Inocuidad hemos hecho el decomiso de colchones porque en el alojamiento se ha encontrado ropa interior bajo los colchones; bebidas alcohólicas, preservativos y sábanas en desuso. En este caso particular se ha hecho el decomiso. En otra actividad se ha evidenciado el consumo de bebidas alcohólicas, por lo que se ha procedido a la notificación y clausura", explicó Saavedra.

LEY 259

El Intendente agregó que las intervenciones iniciaron a las 05.00 de la madrugada del lunes, logrando comprobar el funcionamiento de actividades reincidentes, en cuanto a normas de inocuidad e incumplimiento a la Ley 259, que prohíbe el consumo de alcohol en horarios y días prohibidos.

"Se ha evidenciado que algunas actividades están reincidiendo en faltas de inocuidad porque se ha encontrado sábanas sucias, colchones en mal estado y falta de limpieza. En otros casos continúa entrando gente sin registro en los cuadernos; lo más grave el consumo de bebidas alcohólicas. Por ello, los controles son constantes y sostenibles", aclaró el Intendente.

CONTROL A BARES

Saavedra informó que en un trabajo conjunto entre instituciones ediles y policiales de la urbe alteña, durante el fin de semana, se logró intervenir a cerca de 20 actividades de venta y consumo de alcohol.

Los operativos se efectivizaron en las calles Franco Valle, Jorge Carrasco y la avenida Tiwanaku de La Ceja, lugares considerados con mayor porcentaje de comercialización de bebidas alcohólicas.

"Los controles son permanentes y sostenibles con apoyo de la Policía Boliviana que siempre despliega patrullas. Durante los operativos se ha logrado decomisar tres paquetes de bebidas que, en algunos casos son mezcladas; en otros son de contrabando o re-embazadas. Cabe aclarar que no hubo clausuras, solo se ha hecho el control de rutina”, aclaró el intendente.

MÁS TITULARES DE NACIONAL