POLÍTICA    

Por principio de prelación

TSJ no tratará aún pedido

• El expresidente Carlos Mesa presentó un memorial al Tribunal pidiendo que rechace el requerimiento acusatorio emitido en su contra

El Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) realizará un trámite interno para evaluar el requerimiento de acusación que presentó la Fiscalía General del Estado contra el expresidente Carlos Mesa por el caso Quiborax. El magistrado Edwin Aguayo precisó que no se dará un trato prioritario al documento, por el principio de prelación.

“Ayer se ha presentado (la proposición acusatoria) y ni siquiera materialmente tenemos conocimiento de ese tema. Seguramente en la próxima Sala Plena vamos a tener conocimiento. Nosotros respetamos la agenda que maneja la presidencia y los cronogramas del trabajo que tenemos que realizar, o sea, no se da prioridad a nada, es por orden de llegada”, dijo el magistrado de esa instancia judicial.

Según la explicación de Aguayo, el requerimiento debe ser tratado en su máxima instancia de toma de decisiones, que es la Sala Plena, que sesiona todos los miércoles. Después de hacer una valoración, ésta remitirá a la Asamblea Legislativa, la que con dos tercios de votación deberá aprobar o rechazar el proceso contra el expresidente.

El lunes pasado, la Fiscalía General del Estado presentó ante el TSJ un requerimiento de acusación contra el expresidente Carlos Mesa, donde se lo sindica por los delitos de incumplimiento de deberes, resoluciones contrarias a la constitución y conducta antieconómica.

REVISIÓN

Por otra parte, el magistrado indicó que en esta evaluación de los documentos no se tocará el tema de fondo, sino que será una revisión formal del requerimiento, el cual deberá cumplir los requisitos de nombres, domicilios, documentación y otros.

“Se va hacer una revisión de orden formal con un informe que nosotros vamos a emitir a la Sala Plena y la Sala Plena, conjuntamente a este informe, va a pedir la autorización a la Asamblea Plurinacional. No se toca en absoluto el tema de fondo”, precisó.

RECHAZO

El expresidente Mesa presentó ayer un memorial con una petición para que anule la acusación de la Fiscalía General del Estado, en el que señala que existen varias irregularidades, entre ellas que no se convocaron a varias autoridades del actual Gobierno y a otros testigos clave del caso.

“Solicito a la Sala Penal del Tribunal Supremo de Justicia, que dentro del caso EXP Nº CH 1/2018, denominado “Quiborax”, y en aplicación del artículo 168 del Código de Procedimiento Penal, disponga la anulación de las actuaciones del Fiscal General del Estado hasta el vicio más antiguo, que incluye su resolución de admisión de la Proposición Acusatoria y todas las actuaciones posteriores de ésta autoridad y ordene que las investigaciones preliminares dentro de este caso”, resalta el petitorio del documento”, expresa el requerimiento de Mesa.

IRREGULARIDADES

En la fundamentación, detalla que aquella instancia no tomó en cuenta la denuncia que presentó contra los ministros de Minería César Navarro; de justiciam Héctor Arce; Elizabeth Arismendi, exministra de Defensa Legal del Estado; y Pablo Menacho, actual Procurador General del Estado, para que también estos sean incluidos en la investigación.

Otra de las observaciones que formula Mesa es que los abogados Leny Ericka Chávez Barrancos y Carmiña Llorenti Barrientos, exsubprocuradora, no comparecieron ante la Fiscalía y esta no las obligó para que se presenten.

Según manifiestación del expresidente, podrían aportar elementos de juicio sobre la redacción de proyectos de acuerdos económicos entre la defensa legal de la firma chilena y las autoridades del Estado boliviano.

MÁS TITULARES DE POLÍTICA