NACIONAL    

Pérdidas por fenómenos naturales en Santa Cruz

• Agricultores preocupados por efectos de la sequía. Según Anapo, afectó 694.000 hectáreas de trigo, maíz, sorgo, girasol y chía

Los productores bolivianos de oleaginosas y trigo expresaron ayer su preocupación por la sequía en algunas zonas de la región de Santa Cruz (este) y alertaron de que causará una baja en el rendimiento de la campaña agrícola de invierno.

Las 694.000 hectáreas de trigo, maíz, sorgo, girasol y chía sembradas en esta campaña están afectadas “en su normal desarrollo” y en su potencial de rendimiento “debido a las condiciones de sequía” en las principales zonas de producción, según un comunicado de la Asociación de Productores de Oleaginosas y Trigo (Anapo).

Según EFE, los cultivos de trigo, maíz y sorgo, cuya cosecha comenzará en diez días, presentan una disminución en sus niveles de rendimiento por la sequía registrada principalmente en las localidades cruceñas de Pailón, Cuatro Cañadas, San José de Chiquitos y San Julián, indicó el presidente de Anapo, Richard Paz, citado en el comunicado.

En esas localidades, que representan más del 70% del área total sembrada, no ha llovido desde mayo, señaló.

Según Paz, estos cultivos necesitan entre 400 a 500 milímetros de agua durante todo su ciclo de desarrollo, pero en las zonas afectadas llovió menos de 150 milímetros en promedio.

El período en que los cultivos necesitan mayor cantidad de agua es durante la formación y llenado de grano, y ha sido precisamente en esa etapa cuando no hubo precipitaciones pluviales, acotó.

“Otra consecuencia de la sequía prolongada fue un ataque severo del gusano cogollero a los cultivos de maíz y sorgo, lo que obligó a los agricultores a realizar más de cinco aplicaciones de insecticidas, pero es casi imposible controlar esta plaga que ataca durante todo el ciclo de cultivo”, explicó Paz.

Por ello, remarcó la importancia de avanzar en la aprobación de semillas genéticamente mejoradas para contar con las herramientas tecnológicas para controlar estas plagas.

Los productores hacen una evaluación en las zonas afectadas para cuantificar con exactitud la disminución de los niveles de productividad y las pérdidas económicas del sector.

HELADA

La helada pasó factura a productores del municipio de Mairana, sostuvo la directora de Desarrollo Productivo y Medioambiente de la Alcaldía de Mairana, Lidia Tórrez, quien dijo que el fenómeno natural impactó en la producción agrícola de la zona. De forma preliminar, dio cuenta de que las zonas, por ahora, afectados con Mendiola, Bella Vista, Villa Ecce Homo, Valle Verde, Villa Verde y Cedro Verde.

La funcionaria municipal, según El Deber, aseguró que los cultivos más castigados por la helada son vainita, achojcha, arveja, tomate y papa. No obstante, Tórrez indicó que una brigada de técnicos recorren las zonas afectadas para evaluar el impacto y cuantificar las pérdidas. Cree que este trabajo tomará su tiempo y que los resultados de conocerán en las próximas horas.

VIENTOS

Por otro lado, fuertes vientos, con ráfagas que superaron los 80 km por hora, que acompañan al surazo que afecta a la región, causaron estragos en la urbe cruceña, tumbando árboles y letreros, además de provocar daños en el techo de una oficina judicial y apagones en distintos barrios. Los pronósticos anuncian que el frío intenso se hará sentir hasta el viernes, aunque los vientos bajarán de intensidad.

La masa de aire húmedo, que ingresó este fin de semana a la capital cruceña, trajo ráfagas que superaron los 80 km por hora e hizo bajar ayer la temperatura hasta los 12ºC, así lo informó la meteoróloga del Servicio Nacional de Meteorología e Hidrología (Senamhi), Cristina Chirino.

La ventolera provocó la caída de árboles del ornato público, como un frondoso gomero que daba sombra en el parque El Arenal. En su desplome, el árbol destrozó dos bancos. Según testigos, las raíces del árbol estaban podridas, por lo que no resistió los vientos.

Otro incidente se reportó en la casa judicial de la Villa Primero de Mayo, ubicada en la avenida Tres Pasos al Frente y séptimo anillo, donde se desmoronó el cielo falso del techo de un juzgado. Por fortuna, el hecho ocurrió media hora antes de que se iniciara una audiencia, de modo que no se lamentaron daños personales.

MÁS TITULARES DE NACIONAL