INTERNACIONAL    

Guatemala

Erupción volcánica dañó cultivos de 30.221 familias

• El fenómeno natural persiste activo y continúa búsqueda de víctimas

Guatemala.- La erupción que registró el pasado 3 de junio el volcán de Fuego, con saldo preliminar de unos 114 muertos, dañó los cultivos agrícolas de 30.221 familias guatemaltecas en Escuintla, Sacatepéquez y Chimaltenango, informó ayer una fuente oficial.

Una evaluación preliminar del Ministerio de Agricultura, Ganadería y Alimentación (MAGA) da cuenta que en Sacatepéquez (oeste) fueron dañadas 1.048 hectáreas de maíz, fríjol, camote, durazno, aguacate, café, ejote francés y algunas hortalizas que cultivan 7.627 familias.

Mientras que en Chimaltenango (oeste) se dañaron 2.808 hectáreas de cultivos de maíz, fríjol, zanahoria, chile pimiento, aguacate, brócoli y tomate. En ese departamento, el MAGA estima que fueron afectadas 13.504 familias agrícolas.

HECTÁREAS

En Escuintla (sur), las autoridades reportan daños en 5.910 hectáreas de cultivos de maíz, banano, fríjol, hoja de maxán, café y otros frutos, con un total de 9.090 familias afectadas.

Detalló que en Sacatepéquez fueron afectados 14 municipios, en Chimaltenango seis y en Escuintla dos.

Esta es la primera vez, tras la potente erupción, que el Gobierno revela un dato de los cultivos dañados, aunque no ha precisado el monto de las pérdidas materiales.

ERUPCIÓN

El volcán de Fuego de Guatemala, que continúa en constante actividad después de la erupción del 3 de junio que ha dejado al menos 114 muertos, registró hoy el descenso de un lahar, mientras las autoridades de socorro reiniciaron la búsqueda de víctimas.

Además, el lahar, de unos 25 metros de ancho y 2 metros de alto, se registró en la barranca Ceniza y provocó que el suelo vibrara a su paso.

El portavoz de la Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres, David de León, anunció este miércoles que los equipos de rescate ingresaron a la zona 0 para buscar a más víctimas, pues aun casi 200 personas están desaparecidas.

Asimismo, el volcán ha registrado en el transcurso de la mañana explosiones débiles y moderadas, por lo que de León pidió mantener las precauciones en el sector debido a la posibilidad del registro de flujos piroclásticos y lahares.

Las torrenciales lluvias de las últimas horas y el descenso de lahares han complicado la situación en las zonas devastadas por la erupción del pasado 3 de junio, que además de los 114 fallecidos ha provocado que 197 personas continúen desaparecidas y que más de 1,7 millones resultaran afectadas, muchas de los cuáles lo han perdido todo. (EFE)

MÁS TITULARES DE INTERNACIONAL