PRIMERA PÁGINA    

Ronald Nostas

Alza de tarifas eléctricas es golpe a medianas y pequeñas empresas

• El ministro de Energía, Rafael Alarcón, explicó ayer que, al margen del ajuste semestral que se realiza por razones de inflación, que oscila entre 0,3 y 0,4%, desde el próximo mes se producirá una modificación de cálculo a la tarifa del consumo que supere los 500 y 1.000 kwh/mes

Aquellas industrias que trabajan en sus domicilios, que en su mayoría son pequeños talleres o nacientes emprendimientos de familias, comprendidos en la categoría de medianas y pequeñas empresas, nuevamente recibieron un golpe del Gobierno con el incremento de tarifas eléctricas, para los consumidores que superen los mil kilovatios, en criterio del presidente de la Confederación de Empresarios Privados de Bolivia (CEPB), Ronald Nostas.

“Otra vez les estamos dando un golpe más a las medianas y pequeñas empresas, especialmente a los microempresarios, les quitamos competitividad”, indicó Nostas, según radio Fides.

El ministro de Energías, Rafael Alarcón, anunció ayer que desde junio próximo se aplicará una “tarifa diferenciada” para el consumo eléctrico de la categoría domiciliaria, que sea superior a los 1.000 kilovatios hora/mes, para buscar la “eficiencia” en el suministro de electricidad.

“Estamos aplicando medidas a los usuarios que tienen grandes consumos, es decir, se están aplicando medidas a quienes tengan un consumo superior a los 1.000 kilovatios hora mes”, dijo el ministro a los periodistas.

Nostas cuestionó el sistema que aplicarán para diferenciar “entre aquel emprendedor, con aquel empresario de esa pequeña actividad que la desarrolla en su casa y que está como domicilio particular”, indicó. “La medida se lanzó sin pensar en el sector industrial y manufacturero”, agregó.

En tanto, para el ministro Alarcón el consumo de 1.000 kilovatios hora mes es considerado “excesivo” en domicilios, tomando en cuenta que un foco encendido durante las 24 horas del día, todo el mes, significa un gasto de 7,2 kilovatios hora mes y llegar a los 1.000 kilovatios “es una barbaridad”, expresó.

“No se puede subvencionar una tarifa eléctrica a usuarios que derrochan la energía”, dijo.

MÁS TITULARES DE PRIMERA PÁGINA