Ciencia y Computación    

La carrera por el internet en el Ártico



En la helada región del Ártico canadiense tiene lugar una batalla de alta intensidad relacionada con el control de internet.

La disposición de Huawei a invertir en infraestructura que lleve internet de alta velocidad al norte de Canadá ha elevado la preocupación de que este regalo de China sea en realidad un Caballo de Troya.

Esto no es del todo posible para los 7.500 habitantes de la ciudad canadiense de Iqaluit, que se encuentra a poco más de 300 km del Círculo Polar Ártico.

La conexión a internet es “todavía es muy frágil, cualquier contratiempo puede provocar un corte masivo con el que la gente ya no puede enviar o recibir correos electrónicos, no puede sacar dinero del cajero automático, ni comprar gasolina o comida en la tienda”, dice la alcaldesa Madeleine Redfern.

Según el gobierno canadiense, alrededor de 5,4 millones de personas, o el 15% de la población, no tienen internet de alta velocidad. La mayoría de ellos viven en el norte del país o en zonas rurales remotas.

Durante décadas, la inversión de las compañías para construir infraestructuras digitales en zonas rurales y remotas se ha retrasado. Esto significa que, aunque el resto del país se ha sumado con fuerza a la era digital, lugares como Iqaluit se han quedado muy atrás.

Solucionar el problema se ha convertido en una promesa clave en la campaña del partido liberal del actual presidente, Justin Trudeau, que espera ser reelegido en las elecciones en octubre.

El gobierno canadiense prometió brindar acceso a internet de alta velocidad a todos los hogares para 2031. Además, el presupuesto del año pasado contemplaba un total de 6.000 millones de dólares canadienses (US$4.500 millones) para ayudar a cerrar esta brecha de conectividad.

El baile del dinero

Esa cifra sí que es atractiva para las compañías, que compiten por fondos públicos para construir todo en el norte, desde satélites hasta cables de fibra óptica.

“En este momento hay una batalla real sobre qué planes y dónde financia la inversión del gobierno: hay mucho dinero en juego”, dice Laura Tribe, directora ejecutiva del grupo de defensa de internet OpenMedia.

Canadá suele encabezar listas de países con las conexiones más lentas de internet de alta velocidad. El futuro a largo plazo de internet en Canadá depende de qué proyectos ganan esa financiación y a quién involucra.

MÁS TITULARES DE Ciencia y Computación
 
X