Nuevos Horizontes    

La disciplina en la Escuela de Warisata

Lic. Samuel Mamani Maquera, Docente ESFMTHEA



La característica principal de desarrollo del Japón es la disciplina. Los tres elementos que rigen la disciplina son; la organización, la limpieza y la puntualidad. Los japoneses en palabras de Kenji Jokoi, “se pasan bautizando un lugar para cada cosa y cada cosa en su respectivo lugar”, es decir los japoneses jamás pierden algún objeto, por ejemplo las llaves, porque son tan organizados que tienen todo muy bien organizado y en su lugar.

Cuando el Prof. Elizardo Pérez, fundó la escuela de Warisata, lo tuvo todo organizado, la distribución de las aulas, el comedor, la despensa de los alimentos y un control estricto que se llevaba en un cuaderno de apuntes donde con celo profesional se anotaba los ingresos y salidas de los alimentos y gracias a esa administración, jamás faltó alimento alguno para la población escolar que sobrepasaba los doscientos estudiantes.

Japón rearticuló su sistema de vida, luego de perder la guerra ante EEUU, por las explosiones de la bomba atómica en Hiroshima y Nagasaki en agosto de 1945. Sin embargo, el inicio o fundación de la magnífica obra de la Escuela Ayllu data de 1931, cuyos gobernantes de entonces veían como un peligro que el “indio” aprenda a leer y escribir, siendo esta la causa del fracaso del sistema educativo y que hoy pregonamos mediante la ley 070.

Continuando con nuestro análisis, el segundo elemento de la disciplina para los japoneses es la limpieza. Desde los primeros años de escolaridad a los niños se les inculca la limpieza, la higiene, el aseo permanente, no solo del cuerpo sino también de todos los ambientes de la es-cuela. Hablando de la Escuela de Warisata, la limpieza era una característica importante en el proceso de formación y desarrollo personal de los estudiantes. Era un hábito levantarse a las 5 de la mañana y todos debían cumplir con el aseo personal y mantener la limpieza en todos los ambientes. El Prof. Elizardo Pérez, no descuidó este detalle tan importante que hoy en día deben po-ner en práctica nuestras Unidades Educativas. Corresponde retomar como modelo a la Escuela Ayllu, para evitar problemas de sa-lud y contaminación ambiental.

Finalmente, el tercer elemento de la disciplina es la puntualidad. Los japoneses en-tienden de manera literal el tema de la hora, por ejemplo, si una reunión empieza a las 8 de la mañana, entonces es 8 de la mañana y a esa hora nadie debe faltar a la reunión.

En la Escuela Ayllu, la puntualidad era un tema sagrado, porque se trataba de formar futuros hombres y mujeres con altos valores de respeto del uno hacia el otro, por esa razón la puntualidad era una característica que el Prof. Elizardo Pérez inculcó a sus estudiantes, quienes con entusiasmo y buena voluntad cumplían sus deberes. El actual Modelo Educativo Sociocomunitario Productivo, tiene sus Bases y Fundamentos en la Escuela Ayllu de Warisata, donde la disciplina era el pan de cada día, junto al espíritu de lucha de superación para el engrandecimiento de la patria, propósito que no era entendido en su magnitud por los gobernantes, patrones o gamonales de ese tiempo.

MÁS TITULARES DE Nuevos Horizontes