Femenina    

Salud oral

Cómo tratar la sensibilidad dental



Toda persona en algún momento de su vida ha sentido dolor dental producto de haber comido o bebido algo caliente, frío, dulce o ácido. En condiciones normales esto no debería suceder, pero ocurre que cuando el esmalte dentario se desgasta, hace que la dentina quede expuesta provocando lo que se conoce como sensibilidad dental.

Al respecto conversamos con el odontólogo Rufo Chávez, quien nos informó acerca de la forma de diagnóstico, sus causas, cómo tratarla y de qué manera podemos contribuir para prevenirla, pues lo ideal es tener un cuidado óptimo de la salud oral y no esperar a que el dolor sea el anuncio de un problema dental.

“La sensibilidad en los dientes es algo que afecta a varias personas. Que sucede cuando la dentina que se encuentra protegida por la encía, cemento radicular y el esmalte dental, pierde su protección natural y queda al descubierto. Debido a la pérdida del esmalte o cuando las encías se contraen”, explica Chávez.

CAUSAS

Según el odontólogo, las causas que provocan sensibilidad dental son varias, siendo las más frecuentes aquellas que están relacionadas con el consumo de ciertos alimentos y de los hábitos diarios de higiene oral.

- El limón provoca una descalificación del cuello dentario y elimina la sustancia mineral del cemento provocando sensibilidad en la pulpa dentaria. Los zumos cítricos y de refrescos como la Coca Cola, entre otras gaseosas.

- El cepillado inadecuado de los dientes, cuando se ejerce demasiada fuerza y frecuencia, provoca desgate del esmalte y cemento que dejan al descubierto la parte más sensible del diente como es la dentina.

- La mala higiene dental hace que se forme una placa bacteriana (sarro) provocando una separación entre el esmalte y el cemento dental, y consecuentemente la dentina queda expuesta a los diferentes cambios de temperatura o alimentos.

- Hacer rechinar los dientes o realizar actividades que requieran esfuerzo de la mandíbula pueden provocar desgaste del esmalte y con el tiempo exposición de la dentina.

DIAGNÓSTICO

El odontólogo asegura que la sensibilidad dental es de fácil diagnóstico, ya que se presenta ante estímulos diversos, pero claramente identificados como ser el de los alimentos o bebidas muy frías o muy calientes o al consumo de dulces o ácidos.

“El dolor que se manifiesta es intenso y localizado en el diente o dientes que lo sufren y muchas veces es de corta duración, dependiendo de la causa que lo produzca y solo se siente mientras actúa el estímulo que lo provoca. Pero en otras ocasiones debe recibir un tratamiento especializado para solucionarlo”, enfatiza el odontólogo.

El grupo más afectado por esta dolencia son las mujeres más que el varón, debido a que ellas son mucho más sensibles al dolor que el varón, ellos por lo general esperan antes de recurrir a una opinión especializada, en cambio las mujeres van de inmediato para solucionar el problema cuando se presenta.

TRATAMIENTOS

Chávez afirma que para un buen tratamiento primero se debe hacer un diagnóstico preciso y estudiar la causa del problema, para que el procedimiento sea el más adecuado para cada caso en particular.

“Sucede que muchas veces se recurre a tratamientos caseros o a recomendaciones que le funcionaron a otras personas, sin tomar en cuenta que cada caso es distinto y que tiene un origen diferente”, asegura el odontólogo.

A continuación algunos de los procedimientos que se realizan para tratar la sensibilidad dental:

- El uso de agentes desensibilizantes para tratar el dolor.

- La aplicación de un barniz que recubra la pieza o piezas dentales afectadas.

- El poner mascarillas o fundas dentales para proteger a la dentina.

- Crear hábitos alimenticios que eviten el consumo de bebidas y alimentos ácidos.

- Enseñar la técnica correcta de cepillado de dientes.

- El uso de cepillo y pasta dental adecuado para cada caso.

RECOMENDACIONES

- Evitar el consumo de alimentos muy fríos o muy calientes, además de ácidos que dañan el esmalte de los diente y dejan al descubierto la dentina en particular el limón.

- Recurrir a consulta dental periódicamente o, por lo menos, una a dos veces al año, para tener unos dientes sanos y libres de caries.

MÁS TITULARES DE Femenina