METRO CUADRADO    

Monoambientes baratos, aunque provocan soledad



Los constructores, ahora ingresan a la edificación de monoambientes, vivienda que se componen por un solo ambiente, emplazados en un mismo espacio el dormitorio, la sala de estar y la cocina. El único espacio que se encontrará de manera independiente en este tipo de edificaciones es el cuarto de baño. Este tipo de construcciones tienen poco espacio en superficie y dicen que se gana en confort.

Estos monoambientes que no son precisamente garzonier, ahorra en material de construcción y juegan con el color de la pintura y luces para que el ambiente visualmente se vea grande y cómodo, cosa que no lo es.

Por lo general son habitados por personas solas, puesto que al tratarse de un único espacio en el cual se desarrollan todas las actividades rutinarias y diarias de una persona, compartir un monoambiente con más individuos puede no ser lo más aconsejable, pero los jóvenes ya le dieron esa utilidad y habitan con parejas.

Los monoambientes son las unidades que ingresan al mercado boliviano en la construcción por los costos de material y buenas ganancias para los inversores y muy probable se alquilen más rápido y diseñado para solteros.

El diseño interior debe ser muy inteligente: una pared con una cama que aparece sólo cuando se la requiere y, cuando no, amplía el ambiente y lo integra al resto

Como en el minimalismo, la idea central es aprovechar el espacio y adicionarle la función de guardado. Los bajo escaleras, las bauleras suspendidas sobre puertas y los estantes arriba de los escritorios son ejemplos que tienen esa doble función y los vimos en la ciudad de Santa Cruz y La Paz, basados en la ergometría, con objetos funcionales.

Estos departamentos son para vivienda de solteros, pero también evolucionan para ser el primer hogar de convivencia de una pareja. Y son construidos desde los 18 metros hasta más de 40 metros, aunque contrariamente los psicólogos dicen que son ambientes traumáticos por el encierro y solamente se podría considerar como un alojamiento para dormir.

El color como aliado

Si, el color es importante y recomiendan los tonos sean claros, en la gama de los blancos y grises. Un ambiente pintado con colores luminosos reflejará más la luz y siempre parecerá más grande que uno oscuro. Los tonos frescos y pasteles son ideales, según los arquitectos.

También se puede pintar de un mismo color techo y paredes, provocando una sensación de continuidad de los ambientes, aunque tan solo es visual, dejando espacio al uso de tonos fuertes y llamativos para la decoración, por ejemplo, a partir de objetos que actúan como puntos focales.

Para este tipo de ambientes el color es el socio crucial si está aplicado estratégicamente. Lo importante es combinar los tonos intensos con otros suaves en el mobiliario, lo que otorga calidez y tranquilidad.

La mayor oferta hoy es de monoambientes que oscilan entre los 35 y los 40 m2. Ahora los que superan esta medida suelen presentar valores muy similares a los de uno o dos ambientes, que finalmente terminan siendo elegidos.

Las unidades de uno que tienen más de 50 m2 son utilizadas como apto profesional u oficinas, que incluso pueden llegar a los 100 m2 y permiten hacer divisiones para salas de reuniones. (EDICIÓN #224)

MÁS TITULARES DE METRO CUADRADO