CULTURAL    

INTELIGENCIA EMOCIONAL

“Yo estoy bien y feliz ahora”

Eduardo Kucharsky Asport

“Las afirmaciones positivas son un alimento para todo nuestro ser”



Las sugestiones positivas suelen ser como alimentos para el alma, pues lo que predomina en el mundo de los pensamientos es el pensamiento negativo que van pensando muchísimas personas de maneras conscientes y subconscientes.

Los pensamientos negativos no son juguetes ni cosas con las cuales se pueda jugar, los daños que causan suelen ser profundos y muy difíciles de revertir y es por esa razón que debemos tomar conciencia del poder destructivo y maléfico de los pensamientos negativos ente los que se incluyen las mentiras, las falsedades, las ofensas, las calumnias y todos los actos y acciones destinadas a hacer renegar a otras personas sin embargo, la inteligencia universal es infinita y para eso ha creado el karma que es proporcional al daño que hacemos y que nos hacemos nosotros mismos.

No hay manera de evitarlo, lo que sembramos lo cosechamos y tendremos que consumirlo en su momento.

Para evitar las acciones del karma podemos comenzar por pensar pensamientos positivos de forma repetitiva en todos los momentos en que nos sea posible hacerlo y comenzaremos a notar la influencia de los pensamientos positivos en nuestra vida, en nuestra mente y en nuestro estado emocional.

La sugestión del título del presente artículo puede ser repetida de forma verbal y de forma manuscrita y los resultados, si perseveramos en su repetición se los sentirá como una mejora de salud, como una sensación de triunfo y como una sensación de felicidad; nos vemos en el artículo de mañana.

PD. Estos artículos se publican todos los días en su periódico preferido El Diario y son coleccionables.

Si desea tener una conversación agradable con el autor o una consulta acerca de cualquier problema de su vida, puede llamar a los teléfonos del encabezado (72513317 - 2488284), se contestan mensajes por WhatsApp también; los problemas sólo se resuelven cuando se los afronta con confianza y con la decisión de encontrar una verdadera solución.

MÁS TITULARES DE CULTURAL