Femenina    

Salud

Riesgos de automedicarse en época de Covid-19

Una de las complicaciones del coronavirus es la Inmunotrombosis que es tratada, en muchos casos, con anticoagulantes. Sin embargo, el uso de estos medicamentos debe ser determinado por un especialista



Susana Gutiérrez

Definitivamente, la pandemia ha generado gran cantidad de información verdadera y falsa sobre el virus, por lo que la comunicad médica ha visto la necesidad de orientar cada vez más a la población sobre temas importantes y de cuidados acerca de la pandemia.

Entre las muchas complicaciones que podría sufrir un paciente con Covid -19 está la formación de coágulos sanguíneos, que afecta órganos como el pulmón, el corazón o el cerebro, además de causar ataques cardíacos o accidentes cerebrovasculares.

El médico Cristian Áñez, cirujano de planta del Centro Médico Foianini en Santa Cruz de la Sierra, especialista en Cirugía Cardiovascular y Torácica y Máster en Enfermedad Trombo embolica y Tratamiento de la Embolia Pulmonar, ha observado que en el Covid-19 se produce una INMUNOTROMBOSIS secundaria a la respuesta inmunológica provocada por el virus SARS-COV-2 Esta patología afecta en mayor porcentaje al territorio venoso y en menor porcentaje al territorio arterial.

“La Sociedad Internacional de Trombosis y Hemostasia (ISTH, por sus siglas en inglés) recomienda que se debe realizar la prevención de estos eventos trombóticos. Y, en paciente gravemente enfermos, realizar con urgencia tratamiento anticoagulante”, apunta el especialista.

En este sentido, la anticoagulación vendría a ser la acción mediante la cual por medio de medicamentos se bloquean los mecanismos sanguíneos que producen coágulos como medio de protección ante agresiones internas o externas (hemostasia).

Para realizar este tipo de procedimiento, los pacientes deben someterse primero a la consulta con un médico especialista, quien determinará la mejor vía de prevención y tratamiento de eventos trombóticos basados en las recomendaciones de la ISTH.

Así, el uso de anticoagulantes o antiagregantes plaquetario sin prescripción médica (automedicación) vendría a ser una práctica muy riesgosa que puede traer problemas mayores como: alergias al ácido acetilsalicílico (factor grave); riesgo de gastritis erosiva e incluso sangrados que pueden poner en riesgo la vida. “Pero el mayor riesgo es creer que se está protegido contra una enfermedad de la cual se conoce muy poco”, resalta Añez.

Además, esta práctica promueve el agotamiento de anticoagulantes dejando sin tratamiento a pacientes que sí deben usar medicamentos anticoagulantes y antiagregantes plaquetarios, por ejemplo, la Aspirina, de Bayer.

Añez afirma que la mejor prevención es y seguirá siendo el uso de barbijo y alcohol en gel en las manos para evitar la infección del entorno familiar. La separación o distanciamiento en una habitación hasta que aparezcan los síntomas: informar a su médico de cabecera o a los servicios de Salud. No automedicarse. Mantener su medicación habitual si padece alguna enfermedad. Tomar un antipirético y mantenerse hidratado. Estas medidas habitualmente son suficientes hasta recibir la evaluación médica.

MÁS TITULARES DE Femenina