OPINIÓN    

Idea de Planificación Democrática

Álvaro Numbela T.



En la gobernación de Cochabamba, el próximo 19 de marzo se hará la presentación de una interesante técnica organizacional relacionada con la problemática contemporánea del desarrollo: el necesario perfeccionamiento de las formas de organización político-social.

EL APORTE EN CUESTIÓN

Recientemente el Gobierno, los empresarios privados, las Fuerzas Armadas de la Nación, los pequeños productores de Bolivia -como nunca- reclaman la participación del Estado en temas de producción. Entonces, la Idea de una Planificación Democrática no resulta extraordinaria; dado que muchas colectividades regionales y locales están dando muestras del tipo de organización que sugerimos, sobre todo, cuando se puede apreciar cooperativas que ya trabajan de manera conjunta. Entonces, no será difícil que el gobierno pueda canalizar la asistencia técnica necesaria y el financiamiento indispensable para compatibilizar las exigencias generales.

La Planificación Democrática elaborada bajo el mayor concurso de la población, responde a aquella exigencia mínima, con la innegable ventaja de evitar el manejo del dinero bajo el criterio de un simple Ministerio o Secretaría de Estado, que el año 2018 ha manejado 100 millones de dólares en compras de semillas mejoradas, sistemas de riego y otras cuestiones que ojalá se haya invertido correctamente; ya que así no se ha visto resultados. Sólo gastamos mucho dinero, los precios se hacen inalcanzables y, lo que es peor, no se satisface las exigencias generales.

La Planificación Democrática

En efecto, la cooperación establecida con la Planificación Democrática permite avanzar:

- Hacia una mejor y mayor producción. Una producción que permita sacar 2.000 Kilos de trigo a la Ha. allí donde el trabajador produce solamente 500 Kgs. de trigo a la Ha.

- Luego, se abre la posibilidad de transformar los medios de producción, con un buen rendimiento que provoca el trabajo conjunto.

- Finalmente, se hace la comercialización de los productos agrícolas. Muchas veces el campesino vende los mismos al intermediario o comerciante hábil, en sus lugares de cultivo, con precios bajos que no le compensan siquiera el precio de la semilla utilizada.

Contrariamente, con la Planificación Democrática se contribuye a la grande y mejor producción, facilitando las adaptaciones útiles; y, lo que es mejor, provocando las reinversiones necesarias. Escenario favorable para una ética compartida y solidaria, donde el futuro debe ser integrador. Se debe hacer el estado de bienestar desde el esfuerzo y las obligaciones colectivas en pro de una esperanza mejor, sin necesidad de que otros hagan algo por Bolivia desde sus centros de expansión y aprovechamientos ilícitos.

MÁS TITULARES DE OPINIÓN