EDITORIAL    

Violencia de género, inmune e impune



La notable cantidad de feminicidios e infanticidios es, posiblemente, efecto de causas todavía ignoradas y no únicamente una sucesión de hechos de violencia sin que existan causas que los provocan. Los datos estadísticos sobre la alarmante cantidad de asesinatos de mujeres y actos de abuso y maltrato a menores, requiere la prevención de esa ola de atentados contra la vida humana.

Ese problema social es nuevo en Bolivia, pero su característica es que se produce con métodos de alevosía, venganza y perversidad inusitadas, agravantes, si bien son espeluznantes, al parecer, solo reciben la vista gorda de las autoridades del Estado Plurinacional que pregona que esa ola no continuará en forma inmune e impune.

En efecto, responsables de atender esa grave cuestión lamentan que el Estado carece de estrategia para diagnosticar, prevenir y poner fin o, por lo menos, atenuar la ola de feminicidios, que puede igualar a las de otros países y que, además, se mantiene en índices elevados que permiten indicar que tienen tendencia a producirse con más frecuencia y con métodos más alevosos. No puede decirse menos en relación con el tratamiento casi despiadado que se da a menores de edad, por hechos que, si bien son conocidos casi a diario, solo son objeto de denuncias de prensa, pasan desapercibidos por los mecanismos oficiales y, finalmente, son destinados a los archivos del olvido.

Al respecto, la Coordinadora de la Mujer, Mónica Novillo, ha señalado que el Estado todavía no definió una estrategia comunicacional contra la violencia, iniciativa que podría reducir el crecimiento de las estadísticas negativas. Destacó que, si hubiese claridad en la política y estrategia comunicacional, sería más fácil desarrollar una cultura de paz y rechazo a la violencia.

Esa autoridad comentó que “el Estado tiene una deuda pendiente en el sistema educativo porque aún no ha desarrollado necesarios planes para formar una conciencia clara de género contra la violencia, de tal forma que aún no se verá resultados positivos”.

Esas específicas referencias fueron confirmadas por la viceministra de igualdad de oportunidades, que anticipó que se está diseñando con el Ministerio de Educación, universidades y colegios programas para incluir la concepción de género en la lucha contra la violencia, pues, en caso contrario, podría sobrepasar las estadísticas actuales. Por su parte, la Coordinadora de la Mujer afirmó que no se puede hacer campaña con un afiche y que la lucha contra la violencia no solo debe ser con una movilización en el Día de la Mujer o en el Día del Niño.

 
X