Femenina    

SALUD

Para evitar el cáncer de mama

Luis Alberto Aguilar Gonzales, médico



Estadísticamente, el cáncer de mama es la segunda causa de muerte de mujeres en el país después del cáncer de cuello uterino, que es la primera causa de fallecimiento de mujeres en Bolivia. Esto equivale a decir que una mujer muere cada día a causa de esta enfermedad.

Autoexploración, examen clínico y mastografía. Son la piedra angular de lucha contra este mal, que comprende mejorar el pronóstico y la supervivencia de los casos de cáncer de mama.

La Asociación Americana de Cáncer recomienda realizar la Autoexploración de las mamas en forma mensual a todas las mujeres a partir de la menarca (inicio de la menstruación), sobre todo en mayores de 20 años de edad. La exploración debe ser entre los días siete y diez del ciclo menstrual, cuando el tamaño de la mama, es menos evidente durante la etapa reproductiva, mientras que, en la mujer postmenopáusica, la autoexploración se debe realizar en un día fijo mensualmente.

PARA PREVENIR

1. OBSERVACIÓN

Es el primer paso, buscar abultamientos, inflamación, hundimientos, enrojecimiento y ulceraciones (heridas) en la piel de la mama; desviación de la dirección o retracción del pezón o de otras áreas de la piel, así como cambios del tamaño o la forma de las mamas en las siguientes posiciones.

PASOS

• Parada frente a un espejo, con las mamas descubiertas, coloca los brazos a lo largo del cuerpo y observa.

• Junta tus manos detrás de la nuca, pon los codos hacia delante y observa.

• Con las manos en la cintura inclínate hacia adelante y empuja los hombros y los codos también hacia adelante (tienes que sentir el esfuerzo de los músculos del pecho).

2. PALPACIÓN

Aquí buscaremos bolitas, zonas dolorosas, abultamientos, o consistencia diferente al resto de la mama de la siguiente manera:

• De pie frente al espejo o durante el baño, levanta tu brazo izquierdo y ponlo en la nuca, con la yema y la palma de la mano derecha revisa toda tu mama izquierda firme y cuidadosamente haciendo movimientos circulares de adentro hacia afuera, abarcando toda la mama y terminando donde inició. Presta especial atención a la parte de la mama que está junto a la axila.

• Para terminar, aprieta suavemente tu pezón y observa si hay secreción (transparente, blanca, verde, sanguinolenta), haz el mismo procedimiento con la mama derecha.

• Exploración de la región axilar (axila); de preferencia sentada, coloca el brazo izquierdo sobre la mesa, más o menos extendiendo en la misma. Seguidamente colocamos las yemas o puntas de los dedos y la palma de la mano derecha, lo más profundo, hacia arriba del hueco axilar, y realizamos movimiento circular con los tres dedos del medio, en busca de nódulos (bolitas) en la axila izquierda.

También es importante explorar la región lateral del cuello y la región supraclavicular (por encima del hueso clavícula).

Realizar la palpación con el dedo índice y medio de la mano izquierda con movimientos circulares, extendiendo la exploración hacia la cara lateral del cuello derecho.

En mujeres con mamas de mayor volumen no deben omitir la palpación en posición recostada.

Recostada sobre tu espalda con una almohada pequeña o una toalla pequeña enrollada debajo del hombro izquierdo, pon tu brazo izquierdo detrás de tu cabeza, y con la yema y palmas digitales de los dedos de la mano derecha revisa toda la mama izquierda de la misma forma que lo hiciste de pie. Haz lo mismo para revisar la mama derecha o izquierda.

Acude a tu médico del establecimiento de salud más cercano, si consideras tener alguna anomalía en la mama.

MÁS TITULARES DE Femenina