OPINIÓN    

Cuidemos el medio ambiente

Freddy Illanes Vedia



Recientes investigaciones cuentan que a nivel mundial el medio ambiente se encuentra en problemas para conservar su equilibrio, debido a los dramáticos daños sufridos, los cuales han sido causados por la explotación irracional de las materias primas, la industrialización, la contaminación y la explosión demográfica inadecuada, entre otros factores. La sociedad y la economía a nivel mundial se encuentran actualmente ante enormes desafíos a nivel del ecosistema y existe una necesidad real de reaccionar ante el cambio climático y la escasez de recursos, así como ante la creciente demanda de energía.

La problemática del cambio climático nos tomó de sorpresa debido a que no se dispone de la institucionalidad necesaria para enfrentarla. No sirven acciones aisladas en áreas determinadas si no tenemos una acción global, una política pública que involucre a todos los sectores del país, puesto que los efectos del cambio climático alcanzan a todos los bolivianos, directa e indirectamente, impactando en el desarrollo del país. Los embates que hemos sufrido han servido para fortalecer el sistema de atención a riesgos y desastres, pero no hemos desarrollado la parte preventiva y esto nos está costando cada año 1% del PIB, con tendencia creciente.

Las políticas sobre el cambio climático deben estar ligadas a las políticas de desarrollo de un país, debido que las consecuencias o efectos del cambio climático castigan cada año sus capacidades de desarrollo. En ese sentido, pretender que es un problema solo ambiental es marginar el problema del ámbito en que tiene que ser resuelto, que es en la esfera económica productiva. Las acciones que sean tomadas no deberían ser voluntarias sino estratégicas, para que nuestro país pueda seguir desarrollando y asegure la alimentación del pueblo, el acceso al agua, energía, seguridad física de su población, así como de su infraestructura.

En este contexto, las empresas públicas o privadas deben tener conciencia y cuidar el medio ambiente, como es el caso de la empresa Empacar, que tiene más de 42 años de historia, siendo el reciclaje su ADN, con la primera industria de papel kupel en el año 1977. Esa industria fue evolucionando, como otra industria de papel higiénico, toallas femeninas, pañales y luego fabricar cajas de cartón en 1988. Hoy sigue elaborando y produciendo todos los embalajes de envases de las principales industrias de Bolivia, para exportación y para venta local.

Empacar puso la primera planta de reciclado de botella a botella, eso quiere decir que una botella que ya se usó va a la basura, ellos la recogen, la reciclan y la convierten en botella nueva. Para este fin se promueve una campaña de recolección de botellas con programas estudiantiles y otros.

Esta empresa es una compañía más verde, más “eco-friendly”, como se llama ahora a nivel nacional, pues ofrece a todas las industrias de Bolivia la oportunidad de incorporar en sus cadenas de distribución y producción, productos de alta calidad y totalmente responsables con el medio ambiente. Para la empresa el reto es transmitir a la población un cambio de hábitos. El plástico no es basura, el cartón no es basura, es un medio de subsistencia para muchas familias, se tiene la fortuna de contar con una empresa ejemplar, como la que se encarga de dar valor a lo que sería de alguna manera un problema. Así cuidemos el medio ambiente.

MÁS TITULARES DE OPINIÓN