OPINIÓN    

TSE en el punto de mira de la opinión pública

Álvaro Numbela Tejada



Bolivia se encuentra enfrentada a diversas tendencias de manejo de la sociedad, que vienen de ideologías, de interpretaciones de los deseos de la sociedad, de preferencias partidarias. Todo tendrá que pasar en el trabajo independiente de las Instituciones: sano equilibrio y pacífico, que garantiza los intereses de unos y de otros.

UNA CUESTIÓN DE HONOR Y DE RESPETO

El vicepresidente Álvaro García Linera, y presidente nato de la Asamblea Legislativa, tiene interesantes precisiones al respecto, en total conformidad con los obispos de Bolivia. En efecto, el Vicepresidente, a tiempo de tomar el juramento de rigor a la Dra. Lidia Iriarte Tórrez, sexta vocal electoral de la Sala Plena del Tribunal Supremo Electoral, ha pedido: “proteger el voto y cumplir la Constitución Política del Estado” (*). Actitud que distingue a una personalidad de Estado; dado que él se encuentra inmerso en la experiencia cotidiana de cumplir con la ley, que trae consigo la paz y el bienestar social.

Cumplir con la ley es una cuestión de honor y de respeto con lo que ella manda. Son las propias autoridades que con su trabajo cotidiano deben cumplir con lo que manda la Constitución, los reglamentos y los procedimientos que tiene Bolivia. De otra manera, pregúntese ¿Por qué Venezuela se encuentra procesada ante la Corte Internacional Penal? Precisamente por no haber cumplido con la ley, en sus merituadas elecciones democráticas.

Consiguientemente, una democracia está reconocida por el cumplimiento de los requisitos mínimos, en la realización de sus elecciones.

PONE EN EVIDENCIA AL GOBIERNO

El gobierno del país habrá de seguir la postura adoptada, de respeto al trabajo independiente y especializado del Tribunal Supremo Electoral, reiterada en la posición de la flamante autoridad, doña Lidia Iriarte Tórrez. Ahora, todo se orienta a una cuestión de honor y de respeto a los valores del sistema democrático. Entre tanto, adviértase que no se reconoce una Sentencia contra la ley, ello enfada a los bolivianos, a las bolivianas. No se reconoce la validez legal de la Sentencia del Tribunal Constitucional que habilita al presidente Evo Morales a otra gestión de gobierno.

Se entiende que las instituciones nacionales trabajan en otros ritmos, pero… ello mismo es propicio para que la sociedad boliviana entienda que no hay posiciones unilaterales, que se expresan sobre muchos otros temas. Así por ejemplo querer dialogar en el respeto de las ideologías, cuando se impone la cooperación interestatal.

Finalmente, insistimos en la senda de corrección, porque la posición demostrada de la Dra. Lidia Iriarte puede favorecer el equilibrio de los poderes en el que se basa el Estado de Derecho de Bolivia; ya que se lucha contra la individualización del Poder y se está en la libertad que nos legaron los grandes de América. Por lo tanto, existen muchas autoridades que ahora se ponen en el punto de mira de la opinión pública.

(*) Posesión de la nueva autoridad del Órgano Electoral Plurinacional (OEP). La Paz 7 de noviembre de 2018.

MÁS TITULARES DE OPINIÓN