Nuevos Horizontes    

HERRAMIENTAS Y TÉCNICAS DE ESTUDIO

LA INVESTIGACIÓN CIENTÍFICA DÉCIMA SEGUNDA PARTE



RECORDEMOS QUE...

La Investigación Científica es un proceso ordenado y sistemático de indagación en el cual, mediante la aplicación rigurosa de un conjunto de métodos y criterios, se persigue el estudio, análisis o indagación en torno a un asunto o tema, con el objetivo subsecuente de aumentar, ampliar o desarrollar el conocimiento que se tiene de este; es decir, que a través de la observación, reflexión, control y medición se puede generar o aportar conocimientos científicos.

EL PROBLEMA EN LA VIDA Y EN LA INVESTIGACIÓN

El hombre busca aumentar su conocimiento del mundo y en ese proceso de búsqueda encuentra problemas; su tarea, para lograr conocimiento, consiste en tratar problemas. El investigador moderno, a diferencia del antiguo, no es tanto un acumulador de conocimiento sino un generador de problemas de investigación; solo el hombre inventa problemas nuevos: es el único ser problematizador, el único que puede sentir la necesidad y el gusto de añadir dificultades a las que ya le plantean el medio natural y el medio social. Aún más, la capacidad de percibir novedad, de ver nuevos problemas y de inventarlos es un indicador del talento científico y por consiguiente, un índice del lugar ocupado por el hombre en la escala de la evolución.

Todo problema de investigación se origina en una necesidad o deficiencia social. Todas las sociedades en sus diversos estadios de desarrollo se ven avocadas a un sinnúmero de necesidades relativas a su economía, a su política o a su ideología. Una necesidad es una deficiencia para el logro de un objetivo y esa deficiencia origina un problema que debe ser resuelto. Su solución empieza por el conocimiento de la necesidad, conocimiento que cada sociedad desarrolla de conformidad con su nivel de evolución. La sociedad moderna y contemporánea resuelve el problema del conocimiento de sus necesidades mediante la investigación planificada y científica. Así surge un problema de investigación.

El término “problema” designa una dificultad que no puede resolverse automáticamente, sino que requiere una investigación, ya sea conceptual o empírica. Todo problema es el primer eslabón de la cadena problema - investigación - solución. Los problemas humanos son por lo general problemas de acción, decisión, o de conocimiento o de estimación. En las ciencias fácticas, a las que a veces se denomina “Ciencias prácticas”, se encuentran las tres clases de problemas, siendo los de conocimiento los problemas centrales.

A pesar de que en la práctica se entiende lo que es un problema, se sabe identificar y hasta se puede ensayar una respuesta frente a él, no hay duda de que el concepto no es tan fácil de definir, ya que en tomo del mismo giran aspectos muy diferentes. Pese entonces a los elementos comunes presentes en las diversas definiciones existe una gran variedad de problemas: teóricos, prácticos, científicos, empíricos, conceptuales, etc., que según el área, o la disciplina, pueden tener significados muy diversos.

Para la comunidad un problema es sinónimo de dificultad, de tareas, de ejercicio o de pregunta práctica y teórica que exige respuesta o solución. Hay quienes usan la palabra problema para referirse a una cuestión compleja que exige solución, o cualquier asunto que requiere nuestra dedicación. En todo caso, existe un denominador común en todas estas variantes cotidianas del problema: se refieren a un hecho no resuelto que debe encontrar una respuesta teórica o práctica, científica o cotidiana, social o individual, que posibilitará resolver parcial o totalmente el problema.

¿QUÉ ES UN PROBLEMA EN GENERAL?

En términos generales, por problema entendemos cualquier dificultad que no se puede resolver automáticamente; es decir, con la sola acción de nuestros reflejos instintivos y condicionados, o mediante el recuerdo de lo que hemos aprendido anteriormente. Por tanto, continuamente se suscitan en nosotros los más diversos problemas, cada vez que nos enfrentamos a situaciones desconocidas, ante las cuales carecemos de conocimientos específicos suficientes. Entonces nos vemos obligados a buscar la solución o el comportamiento adecuado para poder enfrentarnos a tales situaciones.

¿Qué es un Problema de Investigación?

La investigación, científica o no, consiste en hallar problemas, identificarlos, formularlos y tratar de encontrar su solución, sea con ayuda del conocimiento existente, sea con el conocimiento nuevo y, en todo caso, a la luz de la razón y de la experiencia. Desde luego, dejar de tratar problemas es dejar de investigar. Los problemas pueden a veces estar referidos a carencias objetivas, desconocimiento de síntomas, causas, efectos, relaciones, procesos o indicadores que den cuenta de la línea de base o situación de partida de cualquier esfuerzo investigativo.

En la vida cotidiana y en la científica se presentan problemas de la más diversa índole. Pero, cuestiones como las que siguen ameritan alguna consideración que pueden llevar a aclarar en principio esta temática sobre el problema de investigación.

MÁS TITULARES DE Nuevos Horizontes