Femenina    

Maquillaje

Brochas libres de bacterias

Belén Gutiérrez



Las brochas y los pinceles son una de las herramientas más importantes a la hora de lograr que el maquillaje quede perfecto y con el resultado que buscamos. Las brochas grandes se utilizan para aplicar polvo; las medianas se usan para realizar countouring; los pinceles pequeños son recomendados para aplicar corrector, sombras o labial; los de pelo corto son perfectos cuando buscamos precisión; mientras que los más largos se usan para difuminar.

Pero para que duren más tiempo impecables y evitar que se contaminen es necesario limpiarlos bien y seguido. Se recomienda realizar estos pasos cada 15 días para mantener tus pinceles libres de bacterias:

1. En primer lugar, elige un shampoo con pH neutro o para bebé, que son los más delicados y van a mantener en perfecto estado el pelo de la brocha.

2. Usa una pequeña cantidad y aplícalo directo sobre las cerdas. Frota suavemente contra la palma de tu mano, haciendo movimientos circulares. Luego, enjuaga muy bien con agua tibia hasta que salga totalmente limpia.

3. Ojo: a la hora de secarla, no coloques la brocha con los pelos hacia arriba, porque puedes estropear el pegamento que adhiere al mango. Lo mejor es ubicarla de forma horizontal sobre una toalla, evitando que los pelos se apoyen sobre ella para que no se deformen.

MÁS TITULARES DE Femenina