OPINIÓN    

II

Importancia del amoniaco para Bolivia

Saúl J. Escalera



• MERCADO BOLIVIANO PARA AMINAS Y ÓXIDOS DE AMINA

El mercado boliviano para las aminas primarias como agentes colectores en la flotación catiónica de minerales está abierto; especialmente en la planta de Uyuni que produce 350.000 TM/año concentrados de KCl grado fertilizante, a partir de una alimentación de 4.200.000 TM/año de mineral silvinita (NaCl+KCl); para esto se calcula que se utiliza 630 TM/año de colector amina primaria [C20–C22] (dosis: 0,15 kg/TM alimentación) y 168 TM/año de espumante oxido de amina (dosis: 0,04 kg/TM alimentación). Estos dos reactivos pueden ser suministrados por las Plantas de Bulo-Bulo en Bolivia.

Se conoce que la planta siderúrgica que actualmente se está construyendo en el Mutún, Santa Cruz, tendrá una capacidad de procesamiento de 650.000 TM/año de mineral bruto que requerirá de 100 TM/año de amina primaria [C12–C18] (dosis: 0,15 kg/TM alimentación) para flotar la ganga silícea y producir concentrados de fierro de alta ley (65%Fe). En el caso de la planta siderúrgica de Changolla en Cochabamba, se estima que necesitará cerca de 30 TM/año de amina primaria [C12–C18] (dosis: 0,15 kg/TM alimentación) para flotar la ganga silícea y concentrar el fierro. Por otro lado, la gran industria siderúrgica del Estado de Minas Gerais en Brasil que incluye 5 grandes plantas de concentración de fierro, actualmente requiere de cerca de 1.000 TM/año de amina primaria [C12–C18] que importa desde Estados Unidos y que bien pueden ser suministrados por Bolivia. Por consiguiente los mercados boliviano y brasileño para aminas primarias son grandes y están totalmente abiertos.

Las aminas secundarias y terciarias son utilizadas en el proceso de Extracción Solvente (SX) para la purificación de cobre, níquel, cobalto, cromo y zinc, así como de uranio (U3O8 y torio (ThO2), pero como estas industrias están poco desarrolladas en Bolivia, aún no existe mercado. En el caso de la amina cuaternaria utilizada para formular cremas de enjuague para el cabello, este aditivo es importado de Estados Unidos por Unilever de Cochabamba.

Finalmente, para los óxidos de amina como agentes espumantes en la flotación catiónica de minerales, especialmente del cloruro de potasio de Uyuni y de las fosforitas de Capinota el mercado está abierto.

B. FERTILIZANTES COMBINADOS NPK Y DAP

Los fertilizantes combinados son derivados del amoniaco mezclado con roca fosfórica parcialmente acidulada y cloruro de potasio concentrado. La tecnología para producir fertilizantes NPK es conocida por los técnicos bolivianos. En efecto, el año 2007 los técnicos de la GNI elaboramos el: “Estudio de Pre–Factibilidad para una Planta de DAP/NPK de 30.000 TM/A en Bolivia”; para producir fertilizantes NPK y DAP a partir del amoniaco para consumo nacional con indicadores TIR y VAN muy favorables y una inversión de 30 MM $US con fondos propios de YPFB. Los autores fueron: Dr. Ing. Saúl J. Escalera; Ing. M.Sc. Eduardo Mejía e Ing. Álvaro Uberhuaga. Este estudio que demostró que los fertilizantes producidos en el complejo de Bulo–Bulo tendrían un precio de $US 360 por tonelada puesto planta, fue completado y enviado a Presidencia de YPFB en La Paz en marzo 2008, pero ejecutivos de YPFB nunca lo aprobaron para su ejecución.

• USO DE FERTILIZANTES NPK Y DAP EN LA AGRICULTURA DE BOLIVIA

El Ing. Agr. Eulogio Vargas ha informado que la aplicación de un solo tipo de fertilizante como la urea, no es adecuada para realizar una agricultura sustentable en el tiempo. Por esta razón, los agricultores emplean más de un tipo de fertilizantes, como el DAP [2N–P2O5] (18–46–00) y los combinados NPK [N–P2O5–K2O] (15–15–15).

En la actividad agrícola cochabambina el uso de fertilizantes combinados NPK es pequeño y no pasa de 10 kilogramos de NPK por hectárea cultivada, en comparación con Chile, donde se aplica 300 Kg de NPK por hectárea de cultivos. Esto se debe a que los fertilizantes NPK que los agricultores bolivianos necesitan para mejorar su producción son importados de Europa y Japón y tienen precios prohibitivos; en efecto, actualmente el precio de NPK (15–15–15) en Cochabamba es de $US 1.000/TM, por esta razón su demanda en el mercado nacional es muy baja.

Esta situación puede ser revertida a corto plazo si el gobierno nacional y el departamental toman la decisión política de obligar a que YPFB apruebe el proyecto de construcción de la planta de fertilizantes NPK y DAP que fue planteada en el Estudio de Factibilidad elaborado por técnicos de a GNI de YPFB en el año 2007 utilizando nitrógeno del amoniaco de Bulo-Bulo, fósforo de la roca fosfórica de Capinota y potasio de la planta de Uyuni y que demostró tener un precio de producción de $US 360 por tonelada puesto planta. Estos fertilizantes podrían ser comercializados en el mercado interno con un precio de $US 500 por tonelada, con un ahorro considerable para el agricultor boliviano y como resultado final el uso de fertilizantes en Bolivia será mucho más grande, garantizando así la seguridad alimentaria del país.

C. EXPLOSIVOS

El nitrato de amonio [NH4NO3] es la materia base utilizada para la fabricación de dinamita y el nitrato de potasio [KNO3] se utiliza para fabricar mechas de detonantes y otros explosivos que son utilizados extensivamente en la minería y la construcción de carreteras del país.

En 2014 la prensa cochabambina publicó que Fanexa (Fábrica Nacional de Explosivos) de Cochabamba exportó un promedio de 262 toneladas de explosivos por mes con un valor de 1,2 millones de dólares a los mercados de Argentina, Brasil, Chile Ecuador, Perú, Paraguay, Panamá, y alrededor de 40 mercados de la Unión Europea. El cargamento que lleva la marca boliviana Maxam–Fanexa está conformado por dinamita, detonadores, eléctricos y no eléctricos, cordones detonantes, guía o mecha de seguridad, fulminantes, cargas sísmicas de pentolita, que tienen mucha demanda en las industrias de la construcción, la minería y exploración petrolera a nivel nacional y mundial.

Lo paradójico es que Fanexa importa la materia prima (nitrato de potasio o salitre) desde Chile; por lo tanto planteamos que este material sea fabricado a partir del amoniaco producido en Bulo-Bulo para que Fanexa tenga la materia prima que necesita. Por lo tanto, hay necesidad de que YPFB elabore un estudio de factibilidad para una planta de nitrato de potasio que satisfaga las necesidades de Fanexa.

MÁS TITULARES DE OPINIÓN