OPINIÓN    

Gastronomía boliviana exquisita

Freddy Illanes Vedia



La gastronomía en general es un universo que no termina de sorprender. A las comidas tradicionales, todo el tiempo se va sumando un sin número de nuevas propuestas, sabores y presentaciones, dando deliciosas fusiones bolivianas. La cocina boliviana no está fuera de este proceso, en el que se redescubre y combina tradiciones culinarias con las últimas modas, dando origen a un conjunto de nuevas expresiones. Los chefs de distintas regiones del país, especializados en diferentes áreas de la gastronomía, dan sus mejores propuestas sobre la base de ingredientes bolivianos, donde ofrecen sabores inéditos, texturas originales y atrayentes colores, que despiertan sensaciones nuevas para el apetito.

El Instituto Tecnológico Nacional de la Integración Boliviana está dentro del concepto moderno de “Bolivia Gourmet”, donde se forman a nivel de técnicos superiores en gastronomía. El TEC-NIB, dirigido por el chef Oscar Mora, reúne a cocineros y estudiantes para hacer comida alternativa a los menús clásicos o tradicionales, propuestas culinarias que tengan nuevos conceptos: sociales, culturales, emocionales y políticas que utilicen ingredientes locales de los diferentes pisos ecológicos, dándoles un valor. Porque consideran que se debe rescatar el patrimonio alimentario endémico de las diferentes regiones del país, este Instituto enseña y descubre chefs de vocación, manos que crean sabores. Hemos sabido que los jóvenes ya tomaron la posta. Ningún proyecto social ni personal tendrá su realización si éste no está encaminado hacia el bien colectivo.

Hoy podemos apreciar un cambio cualitativo en muchos sectores del comercio y la producción nacional. El ámbito de la gastronomía, por ejemplo, ha sido, desde tiempos antiguos, uno de los pilares más sobresalientes de Bolivia. La cocina nacional, desde todos sus rincones, se caracteriza por su singularidad, exquisitez y presentación muy especial. Los sueños se traducen en verdades a través del esfuerzo, originalidad y la tenacidad de sus impulsores. Actualmente Institutos dedicados a la educación están abordando este tema, como parte muy importante de la vida del boliviano.

El Instituto forma a jóvenes que están haciendo maravillas en cuanto a la creación y versatilidad de sus menús. Los chefs son personajes que tienen su propia esencia. En el nuevo reto a la humanidad, la ONU plantea comer mejor para salvar el planeta, en las conclusiones de IPCC (grupo intergubernamental de expertos en cambio climático), compuesto por 107 expertos de 52 países. Dan así por primera vez un papel protagónico a los ciudadanos en el combate contra el efecto invernadero, ya que modifican sus dietas, cambiándolas por unas más saludables, o desperdician menos comida, lo que puede ayudar a salvar al mundo de catástrofes naturales, por una alimentación equilibrada, comiendo mejor. Por todo aquello los chefs y cocineros son amantes de la gastronomía.

MÁS TITULARES DE OPINIÓN