ECONOMÍA    

BM pide identificar factores para retorno a la “nueva normalidad”



Los efectos a la salud y a la economía, provocado por el Covid-19, ha generado una crisis social y económica en casi todos los niveles de los países del mundo, y es por ello que el Banco Mundial (BM) pone a consideración sugerencias para retornar la “nueva normalidad”, como identificar sectores importes y capacidad de atención de salud.

Gobiernos de todo el mundo están enfrentándose a un dilema inédito: después de semanas de órdenes de cuarentena que han reducido las tasas de infección, pero también han generado profundos efectos negativos en las vidas y los medios de vida de las personas, ¿cuándo y cómo pueden reabrir sus economías de manera segura?, cuestionan Jeremy Veillard, especialista sénior en Salud; Adalsteinn Brown, Dean of the Dalla Lana School of Public Health; y Santiago De la Cadena, Human Development Economist, en el blog del Banco Mundial.

La verdad incómoda es que no hay una respuesta fácil, y los gobiernos tienen que ponderar los beneficios y pérdidas entre los impactos negativos impuestos por las restricciones estrictas a las actividades económicas y el exponer a sus poblaciones a un virus para el que no hay vacuna, no hay un tratamiento claro y capacidad limitada para probar, rastrear y atender.

Señalan que el Banco Mundial, en colaboración con el gobierno de Colombia, desarrolla un prototipo de tablero de preparación que ayuda a los encargados de formular políticas a monitorear casi en tiempo real la interacción de la propagación del virus, la preparación del sector de la salud para abordar nuevos grupos de infecciones y la preparación económica de los sectores para operar de manera segura.

¿Cómo funciona

este tablero?

Primero, necesitamos evaluar las condiciones para comenzar a reabrir una economía. Desde la perspectiva del sector salud: Las infecciones ya no deben estar extendiéndose ampliamente y debería haber una comprensión sólida de la prevalencia de las infecciones.

Desde una perspectiva de reactivación económica, los gobiernos deben considerar la capacidad de diferentes sectores económicos para mantener el distanciamiento físico y operar de manera segura, al tiempo que maximizan el impacto de la reactivación económica en la producción económica y el empleo.

Comprender las variaciones locales en el alistamiento del sector salud en relación con la propagación del virus, por un lado, y la especialización económica y la dinámica de los mercados laborales locales, por otro lado, es clave para adoptar planes que maximicen el impacto de la reactivación económica en los medios de vida y la economía de las personas, mientras que minimizan una mayor propagación del virus.

MÁS TITULARES DE ECONOMÍA