EDITORIAL    

ONU: sembradíos impiden identificar cocales



Identificar cultivos de coca mediante satélites es una de las labores que se ha impuesto Naciones Unidas, a través de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (Unodc), que en extenso informe hizo saber las dificultades que tienen los satélites para identificar los cultivos que, en algunos casos, se confunden con los cultivos de estevia; que la coca se encuentra muchas veces al pie de árboles y entre los cultivos de productos tradicionales.

Dos misiones que cumplió Unodc fueron para “realizar dos misiones de campo terrestre para el relevamiento y verificación de cultivos en las regiones de los Yungas de La Paz y el trópico de Cochabamba y se encontró dificultades de identificación satelital de la hoja verde por los sembradíos de desarrollo integral que existen en las zonas”. “Durante los recorridos terrestres -anota la información- en algunas comunidades se ha observado cultivos de coca bajo árboles y asociados con otros cultivos (yuca, cítricos, banano, maíz) lo que dificulta su identificación en las imágenes de satélite”.

“Las misiones se realizaron de forma simultánea en ambas regiones del 27 de noviembre al 1 de diciembre de 2017 como parte de las actividades de monitoreo anual de cultivos de coca y donde indica la comunicación que señala las regiones en que se realizaron las incursiones (ED 11/I/18). Todo el trabajo se realizó con intervención de dependencias del Viceministerio de Coca”.

Muchas veces las oficinas especializadas de Naciones Unidas han informado, en pasadas gestiones, sobre haber tropezado con dificultades para cumplir su misión porque, según entendidos, parece que la organización internacional del narcotráfico habría encontrado medios muy prácticos para ocultar los cultivos, mimetizarlos con otros cultivos con el fin de evitar la erradicación, utilizando medios que les permite contar con mayor cantidad de hojas verdes para cumplir tareas de industrializar la coca con el fin de convertirla en cocaína.

El problema de erradicación de cocales siempre ha sido complicado; pero, conforme a propósitos del propio gobierno, “tienen que ultimarse todos los sistemas para cumplir con la erradicación” y quitarle al narcotráfico la posibilidad de contar con mayor producción. Lo cierto es que mientras no se realicen acciones contundentes contra el narcotráfico, empezando con labores de interdicción en sitios de cultivo, sitios de preparación de la droga y lugares de comercialización, será imposible conseguir disminución de una oferta que cada vez es mayor.

Mientras se realizan acciones para identificar los sitios en los que se cultiva coca, los “especialistas” del negocio de las drogas siempre encontrarán medios para resolver cualquier dificultad que se les presente. Por todo ello, debe haber conciencia, en gobernantes y gobernados, en sentido de que la lucha contra el narcotráfico no puede tener pausas y tiene que ser radical.