OPINIÓN    

Vientos electorales y el MAS

Adolfo Suárez Velarde



Las agrupaciones políticas y Plataformas Ciudadanas son el boom del momento, pero lastimosamente nada nuevo vemos, ya que siguen con el mismo formato, de grupículos políticos liderados por los elementos de siempre. Se abrigaba la esperanza de conformar un solo frente de oposición, para de verdad hacer frente a ese monstruo diseñado por el MAS. Los oficialistas sí que están bien organizados para aplastar a esa escuálida oposición, que llegó a lo que no se quería, disgregar esfuerzos conformando pequeños bloques, ahogándose por anticipado con las angurrias de poder. Todos quieren ser presidenciables, en vez de conformar un solo frente, unidos por un solo ideal, la PATRIA, para salvar nuestra frágil democracia amenazada por estos vientos dictatoriales que, gracias a Dios, se están disipando en el horizonte, porque no les salió el menú como tenían planificado, hundir a Sudamérica con un modelo nefasto de gobierno que nació torcido y está muriendo torcido.

Jugaron con las esperanzas del pueblo, usando un sistema prebendalista, despilfarrando una bonanza económica que creo no volverá a ocurrir por mucho tiempo. Recursos fueron dilapidados a diestra y siniestra, comprando conciencias de dirigentes, que hoy se han vuelto coautores de este derroche de oportunidades.

Y aunque nos desviamos del tema central, pero que era necesario tocar por su importancia y relevancia en el futuro de nuestras generaciones, nunca se le pasó por la mente al MAS sacar tan baratos y sin muchos esfuerzos los resultados que se avizora en las próximas elecciones. Y es que la supuesta oposición y Plataformas Ciudadanas se han convertido en los principales “jefes de campaña” del actual partido de gobierno, al conformar más de una alianza política, disgregando votos, debilitándose a vista y paciencia de los gratuitos beneficiarios del gobierno actual. Es que hasta el más neófito sabe que si estos grupos no alcanzan un significativo resultado en las elecciones, esa masa votacional se sumará al resultado del que va adelante, y no cabe duda de quién irá delante, por la masa cautiva acumulada con prebendas y bonificaciones. Además de tener bajo su control a los principales entes encargados de controlar y fiscalizar los comicios electorales.

Si no se logra un redireccionamiento en las aspiraciones presidenciales, mediante la unificación de la oposición, no hay dónde perderse en el futuro oscuro que nos espera. Aquí debemos dejar de lado intereses personales sectarios o ideológicos, y unidos trabajar por el bien común, el bien colectivo y más que eso, pensando en el país que dejaremos a nuestros hijos.

Para entrar en cordura, tenemos el ejemplo de la situación que atraviesa Venezuela y Nicaragua, y esto ocurrió por la indiferencia de un pueblo anestesiado, indiferente por los sucesos venideros y que no reaccionó a tiempo. Para finalizar, tomaremos como reflexión las sabias palabras escritas en un libro de la biblia que dice: “Las semillas que hoy sembremos determinarán el fruto que cosecharemos mañana”. La pregunta es ¿qué estamos plantando hoy?, o mejor dicho qué estamos dejando plantar en nuestra tierra para que nuestros hijos cosechen mañana. No seamos indiferentes, actuemos hoy, porque de seguro al final de la jornada comeremos el fruto de nuestra siembra.

Dios bendiga a nuestra amada Patria.

MÁS TITULARES DE OPINIÓN