NACIONAL    

A 15 días del paro cívico

Piden diálogo para pacificar el país

> Demandaron que se establezca el “diálogo sincero” entre los actores políticos, cívicos y ciudadanos, como el único camino de alcanzar una “paz auténtica”



Con la finalidad de pacificar y que vuelva la tranquilidad al país, el Arzobispado de Santa Cruz y Obispos de Cochabamba demandaron que se establezca el “diálogo sincero” entre los actores políticos, cívicos y ciudadanos, como el único camino de alcanzar una “paz auténtica”. Por su parte el Ministro de Educación, Roberto Aguilar, sostuvo que la ciudad de La Paz no puede convertirse en un centro de convulsión y violencia.

Para los representantes de la Iglesia Católica, se debe dejar de lado los intereses sectoriales, con el fin de aportar propuestas, con miras a resolver la situación de conflictividad que vive el país, luego de las últimas elecciones del 20 de octubre pasado.

“Apostemos por el diálogo y la concertación entre todos los actores políticos, cívicos y ciudadanos como el único camino de paz auténtica”, manifestó el arzobispo de Santa Cruz, Monseñor Sergio Gualberti a su retorno del Sínodo de la Amazonía realizado en Roma.

Gualberti pidió que se escuche el clamor del pueblo que surge de todos los rincones del país y se reconozca el gran sacrificio de las personas que acatan el paro, especialmente los que ven día a día por su vocación y convicción democrática.

En esa línea, los Obispos de Cochabamba también llamaron, mediante un mensaje, a que se establezca un “diálogo fraterno y sincero”, despojándose de intereses sectoriales y enfocándose en el verdadero bienestar de la sociedad.

Por su parte el ministro de Educación, Roberto Aguilar, manifestó que las partes están llamadas a pacificar el país para evitar niveles de confrontación, con consecuencias irreparables.

“Debemos deponer las actitudes para no llegar a situaciones que no deseamos, como los hechos acaecidos y que afectaron a la Alcaldesa de Vinto”, sostuvo la primera autoridad de Educación.

También es censurable –dijo– lo ocurrido en la ciudad de El Alto, donde una turba apaleó a un joven, estas actitudes no pueden ser aceptadas desde ningún puntos de vista. “La Paz no puede volverse en un centro de convulsión”, remarcó.

Señaló que de continuar con esta situación, se corre el riesgo de que otros grupos que no tienen nada que ver con los movimientos sociales y que tienen otros intereses, se integren al conflicto, lo que puede llevar la situación de conflictividad por otro rumbo, con graves consecuencias para el país.

El Ministro de Educación, indicó que se debe establecer un mecanismo de pacificación de la convulsión social que se vive en el país y “entrar a una decisión política en base al diálogo y la concertación”.

El ministro de Educación, Roberto Aguilar, aseguró también que tras una reunión de gabinete, se habría determinado, que el presidente Evo Morales no renunciará a su cargo, así como piden cívicos y otros sectores de la sociedad.

“Bajo ninguna circunstancia”, dijo Aguilar cuando los periodistas le preguntaron si el jefe de Estado renunciará. De hecho, explicó que aquel pedido es prácticamente un golpe de estado.

MÁS TITULARES DE NACIONAL