SOCIEDAD    

Cochabamba

Abogado acusado de secuestro y extorsión



El abogado Jhasmany T. L. denunciado por hechos de secuestro y tortura a litigantes como mecanismo para resolver demandas por deudas, forma parte de un consorcio de abogados y fiscales en Cochabamba, afirmó ayer el ministro de Gobierno, Carlos Romero.

“Es un consorcio dirigido por este bogado que ha involucrado presumiblemente a fiscales y jueces. Hemos tomado decisión de que los investigadores sean del Comando Nacional de la Policía y los investigadores locales de Cochabamba porque podrían haber muchos nexos y muchas presiones”, declaró el titular de Gobierno.

Tras conocer el caso, cuyos antecedentes datan del pasado año, la autoridad de Gobierno afirmó que se hizo un riguroso seguimiento y continúa la investigación hasta su pleno esclarecimiento.

“El principal mal de la justicia desde mi punto de vista son los consorcios que tuercen la aplicación de las leyes”, declaró el Ministro de Gobierno.

Romero lamentó la actuación de abogados como el Jhasmany T. L. que tuercen la justicia, por la gravedad y las secuelas que podría implicar el caso se determinó mantener un equipo de investigadores del más alto nivel.

Mediante las redes sociales se difundieron videograbaciones donde se ve al abogado frente a su víctima, carpintero de ocupación según refieren las imágenes, en las que el abogado se identifica como Jhasmany Torrico L. y junto a sus colaboradores, torturan y amenazan de muerte al supuesto deudor y le conmina a pagar $us 2.000 y no los $us 1.700 que sería la deuda de la víctima.

“Son dos cosas las formas de arreglar aquí ¿entiendes?: o pagas lo que le debes o te mueres, y no estoy jugando”, grita el abogado a la víctima.

MÁS TITULARES DE SOCIEDAD