Ciencia y Computación    

Galaxy S10 y S10 +



SEÚL, COREA- Samsung Electronics Co., Ltd. anunció en Mobile World Congress (MWC) el nuevo Galaxy S10 y S10 +

Por fin ahora ya están en el mercado, les presentamos los nuevos equipos del gigante coreano el Galaxy S10 y el S10+ de Samsung .

Los Galaxy S10 estrenan la nueva nomenclatura de las pantallas de Samsung, Dynamic AMOLED siendo los primeros smartphones en recibir la certificación HDR10+.

Las pantallas de 6,1 y 6,4 pulgadas para el Galaxy S10 y S10+ respectivamente, vienen con pantalla perforada para que la cámara pueda tener una ventana al exterior sin recurrir a una muesca o a integrarla en un fino borde superior como venían haciendo hasta ahora. Así, el orificio para la cámara destaca con el frontal simétrico que caracterizaba los smartphones de alta gama de la marca.

Las diagonales distintas implican también en este caso que las dimensiones sean diferentes para los dos S10, aunque mantienen la misma delgadez de 7,8 milímetros. Lo que cambia es el peso, en parte por la diferente batería que integra uno y otro y quedando un S10+ de 175 gramos frente a un S10 de 157 gramos.

El corazón que potencia a toda esta familia de nuevos gama alta dependerá probablemente de la región como es común en los equipos de la compañía, el modelo presentado incorpora el procesador propio de la casa Exynos 9820. Un procesador con litografía de 8 nanómetros y unidad de procesamiento neural (NPU), con ocho núcleos compuestos por dos CPUs de fabricación propia, dos núcleos Cortex A75 y cuatro núcleos Cortex A55. Lo que va a determinar la potencia de un modelo y otro será la RAM, que abarca desde los 8 hasta los 12 GB. De este modo, el S10 tiene una única opción de 8 GB de RAM y el S10+ estándar parte de los 8 GB, para saltar a los 12 GB.

RESPECTO AL ALMACENAMIENTO:

Samsung Galaxy S10: versiones de 8 GB + 128 GB y 8 GB + 512 GB

Samsung Galaxy S10+ estándar: único modelo de 8 GB + 128 GB

Samsung Galaxy S10+ cerámico: modelos de 8 Gb + 128 GB, 8 Gb + 512 GB y 8 GB + 1 TB

En el caso del Galaxy S10 dispone de una batería de 3.400 miliamperios/hora, quedando entre la de los Galaxy S9 (3.000 mAh) y S9+ (3.500 mAh) y por debajo de la de su hermano mayor, que incorpora una batería de 4.100 mAh. El que mayor capacidad tiene es el que tiene la edición 5G, con una batería de 4.500 mAh (y mayor volumen y peso, también).

RESPECTO A LAS CÁMARAS

Las cámaras traseras, tres, son las mismas para el S10 y S10+. Hablamos de una triple cámara compuesta por un sensor de 16 megapíxeles con una lente de ultra gran angular con un campo de visión de 123 grados y apertura f/2.2, con un sensor Dual Pixel de 12 megapíxeles con lente gran angular, apertura dual f/1.5- 2.4 y estabilización óptica de imagen, lo cual también añade el otro sensor de 12 megapíxeles, tratándose en este caso de un objetivo telefoto con apertura f/2,4. La diferencia es en el frontal y en los orificios, porque en el caso del mayor de estos dos equipos hay dos orificios en la pantalla. Mientras que por la del S10 asoma una lente con apertura f/1.9 y un sensor Dual Pixel de 10 megapíxeles únicamente, el S10+ añade una cámara secundaria de 8 megapíxeles y apertura f/2.2 que sirve para dar profundidad.

De este modo, Samsung mantiene lo que eligió como rasgo distintivo en la fotografía de sus topes de gama (la apertura dual), añadiendo un teleobjetivo y el súper gran angular que también está siendo una de las tendencias en fotografía.

En cuanto al vídeo, los S10 ofrecen además estabilización digital Super Steady. Las traseras pueden grabar en HDR10+ y tanto traseras como delanteras pueden capturar escenas en calidad UHD.

Sonido estéreo, inteligencia artificial y móviles que son baterías

Los nuevos terminales de Samsung vienen con sonido Dolby Atmos y parlantes estéreo. Además, todos soportan carga rápida inalámbrica, y respecto a esto otra de las novedades es lo que han llamado Wireless powerShare, que consta en que el propio S10 sea el que hace de batería de manera inalámbrica al poder cargar otros dispositivos con certificación Qi mientras está conectado a un cargador convencional.

Hablando del software, lo que explica el fabricante es que la inteligencia artificial se usa también para optimizar el uso de la batería, la memoria RAM, el procesador y que también ayuda a estabilizar la temperatura. Aseguran que el dispositivo irá “aprendiendo” de las pautas de uso, de modo que acabe reconociendo cómo se utiliza en cada caso y abra más rápidamente las apps más usadas.

La conectividad también se beneficia de esta característica al incorporar una función WiFi inteligente, la cual va intercambiando entre WiFi y LTE para lograr una conexión estable, advirtiendo cuando detecta que una red inalámbrica puede ser un riesgo. Bixby está presente con su propio botón, ofreciendo recomendaciones personalizadas y modos para la conducción o para cuando queremos dejar de recibir notificaciones.

MÁS TITULARES DE Ciencia y Computación