Cine Mundo    

Vox Lux: El Precio de la Fama

El ascenso y el intento de reinicio de una diva

Relato más que moderno y acertado sobre las complejidades del estrellato, sus irresistibles atractivos, y las trampas que trae aparejada la celebridad.



SOBRE EL FILME

La ganadora del Oscar Natalie Portman y su director, Brady Corbet, presentan su nuevo proyecto, Vox Lux: El Precio de la Fama, drama sobre una cantante que transforma una gran tragedia en el estrellato de la música.

Dividida en dos capítulos, la película sigue a Celeste (Raffey Cassidy en la primera parte), una dulce y talentosa niña de 14 años que sobrevive a un tiroteo en la escuela que recuerda a Columbine y convierte su notoriedad en el estrellato de la música. Cuando nos reunimos con ella en la segunda parte, ahora interpretada por Natalie Portman, Celeste se ha batido en lo alto de las listas de éxitos populares durante los últimos 15 años, con todas las cicatrices y adicciones que se muestran, y un arsenal de canciones totalmente nuevas.

En el día en que está destinada a dar inicio a su gira de regreso, surgen noticias de terroristas que visten el atuendo inspirado en Celeste mientras matan a inocentes. La violencia le dio a la cantante su nombre, y ahora amenaza con quitársela.

DETALLES DE PRODUCCIÓN

La banda sonora está compuesta por canciones originales escritas por la famosa cantante australiana Sia, conocida por grandes éxitos como ‘Chandelier’, ‘Titanium’ o ‘The Greatest’.

Esta película se podría clasificar dentro del género dramático, no obstante, la música juega un rol principal, al tratarse del tipo de pop que comenzó a poblar las radioemisoras y las plataformas virtuales a partir del fin de siglo hasta hoy.

Sia escribió todas las canciones junto a Scott Walker, y Natalie Portman las ejecuta con una entrega que a ratos recuerda a una Madonna madura, a ratos a una desenfrenada Lady Gaga. En tanto, Raffey Cassidy como la juvenil Celeste trae los contrastes de Brittney Spears y de la ingenuidad inicial de Taylor Swift.

ACERCÁNDONOS A SERES COMPLEJOS

Vox Lux: El Precio de la Fama, es una buena película que atrapa al espectador. No solamente contiene las escenas acostumbradas de las cintas que describen las vidas de los grandes ídolos de la música popular norteamericana, como son los frenéticos ensayos; los viajes entre ciudades, el acoso de la prensa, el esfuerzo y la influencia de los representantes y managers, el deterioro de las relaciones y de la vida familia, los conciertos ante multitudes embelesadas. También se detiene en el artista y en los que lo rodean, en sus emociones y experiencias, acercándonos a seres humanos complejos y sujetos a vaivenes que los superan y que los desconciertan. Excepto cuando están en su elemento: la actuación, el concierto, el espectáculo, la música, la danza, las luces, el retumbar de las baterías y los instrumentos, los gritos de los fanáticos. De ello deriva una energía inagotable que les hace brillar aún en momentos que parecieran ser de completa derrota.

Como dice Celeste, se trata de una historia de renacimiento, de una danza que se acerca al fracaso y al triunfo, elementos que se repiten en una loca espiral en la vida de estos artistas inmensos, que son capaces de renacer en cada concierto y en cada canción, superando sus angustias y sus dudas, para que siga el espectáculo.

MÁS TITULARES DE Cine Mundo