Femenina    

BELLEZA

Cómo cuidar tu piel en verano

7 Cambios para mantenerla perfecta



El calor altera la piel y necesitas cambios en tu rutina de belleza. Hoy descrubrirás cómo cuidar tu piel en verano para mantenerla perfecta.

¿CÓMO AFECTA EL VERANO A TU PIEL?

Las glándulas sebáceas son como buenas amigas. Producen la grasa justa y necesaria para mantener la piel hidratada, elástica y bonita. Pero cuando llega el calor... ¡Tiran la casa por la ventana! En los meses de verano la producción de sudor y sebo (grasa de la piel) se dispara, en consecuencia sientes la cara mojada, pegajosa, grasosa.

Por si fuera poco trae consecuencias: poros abiertos, puntos negros y acné en pieles grasas o sequedad y aspereza en las secas. Este es el principal motivo por el que debemos cambiar la rutina de cuidados en verano ¿La parte buena? Que los cambios son fáciles y agradables.

1. EN VERANO LIMPIA TU ROSTRO CON LIMPIADOR SUAVE DOS VECES AL DÍA.

Cuando limpiamos la piel muy seguido eliminamos la capa de protección natural. Entonces no tenemos barrera protectora y necesitamos más grasa.

Mejor limpiar tu rostro solo dos veces al día, una por la mañana y otra por la noche, con un limpiador facial suave libre de jabón. Mi favorito es la leche limpiadora.

2. CUANDO SUBE LA TEMPERATURA MENOS ES MÁS

Puedes aplicar tantas capas de maquillaje como quieras, cuando empieces a sudar ¡Se te irán todas!

De adolescente me maquillaba a las 6 de la tarde como si fuera de alfombra roja, aunque solo fuera a tomarme un helado, sobre las 7 mi cara ya parecía un cuadro.

Lo ideal en verano es aplicar BB Cream, porque en un solo producto incluyes:

- Maquillaje

- Hidratación

- Protección solar

Te sientes cómoda y dura más que aplicándolo por separado, ya que dejas una capa más fina de producto que deja respirar la piel.

3. ELIMINA LOS COSMÉTICOS FOTOSENSIBLES ¡PRODUCEN MANCHAS EN LA PIEL!

Los cosméticos fotosensibles llevan componentes que pueden hacer que tu piel reaccione con el Sol.

La mayoría indican si son fotosensibles o no (en el prospecto). Los más usados son los ácidos y la vitamina C, el ácido hialurónico es uno de los pocos ácidos que no es fotosensible.

Algunos medicamentos también son fotosensibles. Leer el prospecto puede evitar un que te aparezcan manchas en el futuro.

4. EN VERANO APLICA CREMA HIDRATANTE A BASE DE AGUA

Existen dos tipos de hidratantes:

A base de agua

A base de aceite

Según tu tipo de piel necesitarás uno u otro. En verano la piel pierde mucha agua por el sudor, el cloro de la piscina y la sal del mar que reseca, mientras la producción de grasa sigue igual o aumenta.

Aplicar una crema hidratante a base de agua rehidrata y refresca sin dejar sensación grasienta. Las que incluyen pepino son ideales en verano.

5. CUIDA ESPECIALMENTE LA ZONA DEL CONTORNO DE OJOS

La piel del contorno de ojos es la más fina del rostro. Se deshidrata súper rápido y suelen aparecen patas de gallo antes de tiempo.

Para disfrutar una mirada más joven aplica contorno de ojos hidratante dos veces al día. Y por supuesto cuida tu alimentación.

Los que se aplican con rollón, una bolita metálica en el centro, refrescan y descongestionan. En verano también son ideales los contornos con extracto de pepino.

6. LA PLAYA, ES UNA FUENTE DE BELLEZA NATURAL

El otro día vi una publicación en Instagram que decía que la playa es el mejor centro de estética:

La arena, la brisa y la sal marina exfolian de forma natural.

El Sol aporta un extra de vitamina D y un moreno la mar de bonito (Siempre y cuando no te tuestes al Sol)

Reduce el estrés: Lo que borra y previene las imperfecciones de la piel y del alma.

Si después aplicas tu crema hidratante a base de agua tendrás una piel espectacular solo por ir a la playa.

7. ELIMINA BRILLOS DEL ROSTRO CON PAPELES ANTI-BRILLOS

Ahogar tu piel con capas y capas de polvo es el peor error. Sí, los polvos de maquillaje absorben la grasa y apagan brillos. Pero cuando hace mucho calor hay que aplicarlos cada 10 minutos y acabas con una “plasta” de maquillaje en la cara, que eso no hay quien lo aguante.

Lo ideal es llevar un paquete de papeles anti-brillos en el bolso. Son tiras de papel absorbente que se quedan con el sudor y la grasa sin mover tu maquillaje. Son como el papel del donut pero con más glamour.

Los papeles secantes eliminan la grasa dejando respirar cómodamente tu piel, lo contrario a las 10 capas de polvo que solemos aplicar.

MÁS TITULARES DE Femenina