NACIONAL    

Segundo día en Cochabamba

Desorden en plan de vacuna causa agresiones entre adultos mayores

> En medio de incertidumbre, miles de personas de la tercera edad esperaban ser inmunizadas en algunos centros de salud del país



Varios amagues de enfrentamiento fueron registrados ayer entre adultos mayores que buscan ser vacunados contra el covid-19 en el seguro de la Caja Nacional de Salud (CNS) de Cochabamba, la Policía se vio en la necesidad de hacerse presente en el lugar para evitar agresiones entre los afiliados que denuncian desorganización en la fase de inmunización.

“Yo no sé cómo la caja no tiene cabeza para organizarse, exponen al contagio al adulto mayor”, manifestó una de las personas apostadas en puerta del colegio Abaroa, punto establecido por la CNS.

Se denunció que las colas para recibir la dosis que fueron conformadas desde ayer (lunes) se mantienen en el mismo lugar.

El conflicto fue ocasionado por la aparición de dos filas, una que correspondía a las personas del pre-registro y que demandaban prioridad y una segunda que fue conformada desde el lunes, según radio Fides.

Los adultos mayores visiblemente molestos intentaron ingresar por la fuerza al establecimiento donde se vacunaba, la Policía tuvo que frenar la intensión de los afiliados.

Sobre el tema, el jefe de Epidemiologia del Servicio Departamental de Salud (Sedes) de Cochabamba, Yercin Mamani, informó que se requiere de 850 mil dosis para vacunar contra el coronavirus a adultos mayores y personas con enfermedad de base, pero que al momento se recibió 148 mil dosis.

“Para este nuevo grupo que concierne a lo que son personas con enfermedad de base y personas adultas mayores requerimos aproximadamente vacunar a 428.000 personas, estamos hablando entonces que requerimos más de 850.000 dosis para el departamento, de las cuales hasta el momento solamente hemos recibido 148.000”, dijo Mamani a Red Erbol.

El funcionario señaló que, además, de las 148 mil dosis que recibió Cochabamba, 60 mil ya fueron destinadas para el personal de salud que está en primera línea, mientras que el resto se dispuso para personas con padecimientos oncológicos y renales, adultos mayores y ciudadanos con enfermedades de base.

Los datos fueron revelados mientras a nivel nacional se generó una polémica por la falta de dosis para cumplir con el plan nacional de vacunación, el cual dispone que este abril se inmunice a mayores de 60 años y personas con patologías de base.

Mamani explicó que las dosis que tiene Cochabamba disponibles se distribuyeron en las redes de salud en base al tamaño poblacional, mientras que en el Sedes solo quedan 10 mil vacunas que son segundas dosis de la línea Sinopharm.

El lunes, en el primer día de vacunación masiva contra el coronavirus (covid-19), los centros de salud se vieron obligados a modificar y postergar sus cronogramas de inmunización por la falta de dosis y ante ese problema, el Gobierno responsabilizó a los Servicios Departamentales de Salud (Sedes) por la escasez de las vacunas.

El ministro de Salud, Jeyson Auza, negó que falten vacunas para continuar con la segunda fase de vacunación, que es la inmunización a los adultos mayores y personas con enfermedades de base. Señaló que se detectaron “algunas debilidades” en el primer día de vacunación masiva y por eso decidieron apoyar el proceso a nivel nacional, reportó ANF.

“Ante todas las manifestaciones que hemos recibido, queremos desvirtuar de manera categórica la falta de vacunas para continuar con esta segunda fase de vacunación. Nosotros habiendo detectado algunas debilidades en el proceso de vacunación en los Sedes, vamos a acompañar y junto al personal del Ministerio (…) vamos a poyar este proceso de inmunización en cada uno de los departamentos”, indicó.

Por otro lado, la jefa nacional de Epidemiología, dependiente Ministerio de Salud, María Bolivia Rothe, presentó su renuncia al cargo que venía desempeñando desde que inició la actual administración del Gobierno del presidente Luis Arce.

La salida de la profesional en salud se produce en medio del plan masivo de vacunación que había comenzado este 5 de abril y las medidas dispuestas para frenar el ingreso al país de la variante brasileña del covid-19.

A través de su cuenta en Twitter, Rothe confirmó su dimisión al cargo sin embargo aclaró que su decisión no se debe a diferencias que tuvo con el ministro de Salud y Deportes, Jeyson Auza, sino fue por “temas personales”, publicó Erbol.

“Desmiento categóricamente versiones en sentido que mi renuncia al cargo de Directora General de Epidemiología obedece a desacuerdos con el @SaludDeportesBO. Obedece a razones estrictamente personales. (sic)”, se lee en la publicación.

MÁS TITULARES DE NACIONAL