SOCIEDAD    

Caso premilitar

Proceso contra uniformados pasa a la justicia militar



El proceso que se sigue a dos sargentos y un subteniente acusados por abusos contra un premilitar pasó a la jurisdicción de la justicia militar informó el abogado de uno de los denunciados, Frank Campero.

El mes pasado, un subteniente y dos sargentos, por disposición de la jueza Cuarto Anticorrupción, Melina Lima, fueron encarcelados en el penal de San Pedro por presuntamente obligar a comer heces, beber orín e incitar al suicidio a un premilitar.

El abogado Campero explicó que a los tres acusados les siguen procesos por la vía ordinaria y militar, sin embargo no pueden ser juzgados dos veces por el mismo hecho, por lo que corresponde a la justicia ordinaria declinar para que sea la justicia militar la que lleve este caso.

“El martes han sido notificados los dos sargentos y subteniente con la radicatoria ante el Tribunal Penal Militar el cual establece que estos efectivos militares están siendo juzgados ya por la justicia militar por los delitos de lesiones, maltratos, entre otros. Y eso establece que ya la Fiscalía como la justicia ordinaria perderían competencia”, manifestó Campero.

DECLARACIONES

Precisó que el caso ya pasó a la instancia militar que convocó a declarar a los uniformados, sin embargo como los tres están detenidos, se pidió reprogramar ese actuado procesal.

En ese sentido, dijo: “Se ha presentado una excepción de incompetencia al Juzgado Cuarto Anticorrupción y Violencia de La Paz para que el mismo decline competencias al juzgado militar y que mediante esta instancia sean ellos juzgados”, indicó.

Una vez se haga oficial la declinatoria tendría que levantarse la detención preventiva de los acusados para que puedan someterse a la instancia militar, finalizó el jurista.

PROTECCIÓN A PREMILITAR

Recientemente, el fiscal Fernando Lea Plaza, a cargo del caso, anunció que el premilitar de 17 años que denunció el hecho sería atendido por la unidad de protección de víctimas y testigos de la Fiscalía, luego que la madre solicitó que el proceso se amplíe por el delito de amenazas, “en tanto se espera fecha para la audiencia de apelación en contra de la resolución de detención preventiva presentada por los uniformados”, informó

El representante del Ministerio Público detalló que en el pedido de ampliación de la denuncia presentado por la madre del premilitar, se presentaron indicios de amenazas en su contra motivo por el cual se dio curso al pedido.

Según la denuncia del premilitar, entre el 02 y el 10 de julio, durante la instrucción que recibían en Tilata, cerca de Viacha, el subteniente Marco Antonio Achá comenzó con tratos discriminadores, también señala al sargento Jhozet Sangalli como la persona que lo obligó beber “orín de burro” y acusa al sargento William Gutiérrez de inducirlo al suicidio y obligarlo a comer excremento de animal.

Los hechos no son negados solo por los tres militares sino también por los compañeros más cercanos del premilitar, que han relatado que el premilitar tenía una actitud negligente y ante las constantes llamadas de atención urdió esta denuncia y provocó el rechazo de la gran mayoría de su compañía. (EL DIARIO- ANF)

MÁS TITULARES DE SOCIEDAD