ECONOMÍA    

Boris Gómez Úzqueda

Gobierno confía en un pozo de gas el futuro de Bolivia

La producción de gas llegó en un momento a 65 millones de metros cúbicos diario y ahora no pasa los 60 MMmcd. Las inversiones todavía no son significativas, ya que se anuncia 9.500 millones de dólares hasta el 2025, alrededor de 1.300 millones por año



El Gobierno cifra su esperanza en un pozo el futuro del país, mientras que en Vaca Muerta, Argentina, el número de perforaciones pasó los 100, además que los procesos son largos, en promedio siete años, reflexionó el analista energético del sector privado, Boris Gómez Úzqueda. Entretanto, para el viceministro de Exploración y Explotación, Carlos Torrico, la perforación del pozo Boyuy X2 es un hito en la industria petrolera y un éxito geológico que se traducirá en los siguientes meses en un éxito económico.

Gómez duda de la afirmación de las autoridades de Hidrocarburos, que señalan que habría un bolsón de gas y asegura que por el momento el único que tiene una estructura similar es Qatar y es potencia mundial.

“Increíble que la esperanza boliviana se cifre en un pozo, un campo de reservorio”, reflexionó al indicar que el número de pozos perforados en la Argentina, en Vaca Muerta, supera los 100, mientras que el Gobierno se aferra a uno.

Dijo que los procesos de exploración son largos así como los de explotación, que en promedio están entre los siete y ocho años, además nombró al ex secretario de hidrocarburos, José Padilla, quien dijo que sólo para exploración se requiere 8.000 millones de dólares anuales.

Afirmó que la suma de inversión en el área hidrocarburos no llega a los 8.000 millones de dólares, y si en caso de resultar positivo, no solucionará el problema de producción, que en algún momento llegó a 65 millones de metros cúbicos (MMmcd) y de barriles entre 60.000 a 70.000 barriles diarios de petróleo.

En una entrevista con EL DIARIO, Padilla dijo que habría que perforar más pozos para conocer más sobre los anuncios del Gobierno, por lo menos 10.

Al respecto, el ministro de Hidrocarburos, Luis Alberto Sánchez, anunció, el pasado fin de semana, la perforación de más pozos en el lugar para confirmar el reservorio.

PRECIOS

Por otra parte, los precios del petróleo en el mercado internacional, que mantuvieron una tendencia a la baja, incidieron en las tarifas de gas que vende Bolivia a la Argentina y Brasil, y por tal motivo recibió menos recursos.

Lamentó que no se haya aprovechado los años de bonanza de los precios del petróleo, y la actual administración tampoco realizó los esfuerzos para competir en el mercado internacional.

PRIVADOS

Asimismo, la liberación del mercado de los hidrocarburos en Brasil dejó poco margen a Petrobras a negociar contratos de gas, ya que la tarea se lo dejó a los empresarios y estados del vecino país.

A eso se suma que la demanda de Argentina está en caída libre, debido al éxito que tuvo el vecino país en la exploración y explotación de Vaca Muerta, cuyo yacimiento aumentó la producción de gas no convencional.

De acuerdo al Blog de Mauricio Medinaceli, analista del sector energético, los volúmenes de envíos de gas cerraron la pasada gestión con 35 MMmcd, mientras los contratos sumaban alrededor de 50 MMmcd.

CERTIFICACIÓN

Además a pesar de que hay una ley que obliga al Poder Ejecutivo a certificar cada año la cantidad de reservas de petróleo y gas, no cumplieron las autoridades. Recién la pasada gestión se presentó el dato, que estuvo a cargo de la compañía Sproule.

En agosto, la empresa canadiense Sproule hizo la presentación del informe de la Certificación de Reservas de Gas Natural en Bolivia, que revela el incremento en probadas a 10,7 TCF’s con un corte al 31 de diciembre de 2017.

“El valor de reservas probadas totales del país es de 10,7 TCF´s, reservas probadas más probables es de 12,5 TCF´s y el volumen de reservas remanentes probadas, más probables, más posibles es de 14,7 TCF´s”, informó el presidente y CEO de la compañía Sproule, Cameron Six, en esa oportunidad.

Las autoridades indicaron que el 2009, se certificaron 9,94 TCF´s; el 2013, 10,45 TCF´s y la certificación reciente señala 10,7 TCF´s.

Sin embargo, Gómez sostiene que expertos reclaman documentos de la consultora, y Brasil necesita conocer datos técnicos, debido a que algunos estados del vecino país buscan asegurar su abastecimiento.

Afirmó que el mundo global cambió, ya no se suscriben contratos duros, sino flexibles, y en algunos casos acuerdos spot, por un tiempo y volumen determinado.

MÁS TITULARES DE ECONOMÍA