POLÍTICA    

Demócratas niegan que agresores de Carlos Mesa sean sus aliados



El Movimiento Demócrata Social (MDS) negó que el grupo de activistas y específicamente Richard Rojas, que increpó al candidato de Comunidad Ciudadana (CC) Carlos Mesa después de la reunión de los cívicos y binomios opositores en Santa Cruz sea aliado de Oscar Ortiz, candidato a la Presidencia.

La organización asegura que ellos fueron los primeros en reprochar estas acciones agresivas.

El secretario departamental del MDS, Vladimir Peña negó rotundamente que este activista sea parte de esa organización política o de uno de sus aliados. Aseguró que las acusaciones de activistas y grupos políticos son parte de una guerra sucia contra el binomio de la alianza Bolivia Dice No, que pretende desprestigiar esa candidatura.

“Cuando nos enteremos en plena reunión sobre el incidente, transmitimos nuestra solidaridad a Gustavo Pedraza que aún estaba en la reunión y pedimos que se condenara el acto de forma pública. Encontramos un contrasentido de que estemos hablando de unidad en esa reunión y afuera se agreda a uno de los candidatos solo por tener ideas contrarias”, resaltó Peña.

El viernes en Santa Cruz, un grupo de activistas con banderas del 21F, increparon al candidato Carlos Mesa cuando éste se retiraba en su vehículo de las instalaciones del Comité Cívico Pro Santa Cruz. Incluso lo obligaron a bajar para dar explicaciones al pedido de unidad que pedían a gritos esas personas.

Cuando Mesa estaba frente al grupo de personas, el activista Richard Rojas se identificó y comenzó a reclamarle y repetía “¿Quiero que me diga, señor Mesa, por qué no quiere la unidad de la oposición. Va a renunciar?».

Mesa sin poder ser escuchado admitió que este tipo de situaciones son parte de un proceso democrático. «Lo importante es estar siempre respondiendo a las inquietudes, no sé si los van a increpar (a los demás candidatos)», respondió a los medios.

Peña aseguró que en la reunión con los cívicos, Gustavo Pedraza, acompañante de fórmula de Mesa, señaló a otro frente opositor como responsable de las agresiones. Los líderes de ese partido aseguraron que el activista ya no era militante de esa organización.

MÁS TITULARES DE POLÍTICA