SOCIEDAD    

Indiferencia fortalece al narcotráfico



Una de las debilidades que permite fortalecer la actividad del narcotráfico y el crecimiento del mismo es la indiferencia de la justicia y autoridades políticas para aplicar la ley contra los principales narcotraficantes del país, manifestó a EL DIARIO, el coronel en servicio pasivo, Jorge Santistévan.

“La impunidad de los jefes de las mafias al no ser procesados ni encarcelados, hace crecer su poder para manipular y dominar personas, incluso instituciones, porque están apoyados por la ignominia que les otorga la justicia solo por su indiferencia. Lamentablemente cientos de millones de dólares acumulados durante 14 años de monopolio del narcotráfico seguirán así, sobornado, manipulando en todos los niveles, a cambio de silencio o de pactos. Lo importante es que no debemos mirar a un lado, el Gobierno debe aplicar medidas más rigurosas para controlar esta amenaza”, apuntó.

En ese marco, recordó que uno de los implicados y el más peligroso en el país es el exzar antidrogas, Felipe Cáceres, que tuvo por 14 años el monopolio del narcotráfico y que utiliza para desestabilizar y crear terror.

Asimismo, lamentó que a la fecha se desconozca la valiosa información que dejó Pedro Montenegro antes de ser extraditado a Brasil.

Santiestévan refirió que ante la saturación de droga boliviana a la Argentina, el gobierno de Alberto Fernández, recientemente, ordenó nuevamente situar a dos batallones del ejército argentino (1.200 soldados) con medios aéreos y terrestres, en la frontera con Bolivia, para controlar exclusivamente el narcotráfico, porque siguen en su auge, aprovechando que la pandemia obliga a los gobiernos orientar sus esfuerzos a cooperar en tareas de la salud.

“Lo mismo el Gobierno de Brasil mantiene a sus efectivos militares en la frontera nor – este, apoyados por el control aéreo constante. Estos son hechos de que el narcotráfico en Bolivia está en su auge”, apuntó.

Por otro lado, Santistévan manifestó que tras una ola de actos sediciosos y terroristas que se dieron los últimos días, el Gobierno debe aplicar acciones de prevención ante los actos criminales de esos que asedian al país.

“Las autoridades del Ministerio de Gobierno deben evitar aferrarse al dogma de la victimización en lugar de emplear los medios constitucionales, como el control de fronteras porosas que son aprovechadas por el narcotráfico y tráfico de armas. El grave riesgo es que cuando todo criminal se ve impune este crece y lo seguirá haciendo hasta que la justicia decida suspender la ignominia”, apuntó.

MÁS TITULARES DE SOCIEDAD