OPINIÓN    

Compromiso de padres de familia en procesos educativos ante el Covid-19

Ximena Aduviri Pantoja



El apoyo de madres y padres de familia en los procesos educativos es muy escaso, dejándolos a la entera responsabilidad de maestras y maestros. En algunas ocasiones, las madres y padres de familia transfieren a la Unidad Educativa las tareas familiares. No es porque la familia sea incapaz de cumplir con su deber, sino porque piensan que esas actividades que se realizan durante la gestión, pertenecen exclusivamente a la Unidad Educativa, pero en realidad se requiere del apoyo de padres y madres para permitir un desarrollo eficaz y conseguir los propósitos planteados.

El objetivo principal de esta aportación es crear un espacio de reflexión para tomar conciencia de la importancia de la educación. Por ende, es necesario saber que la familia y la escuela son un marco referencial imprescindible para la incorporación de un nuevo ser humano a la sociedad. ¿Qué pueden hacer familia y escuela ante esta situación? Sencillamente aliarse y emprender juntas un camino que les permita crear una nueva concepción de la educación, desde una perspectiva comunitaria real, donde el verdadero protagonista sea el estudiante.

Cuanto más exista una participación conjunta entre los padres de familia y la escuela, se estará produciendo cambios sustanciales, relacionados con los papeles que juegan en la educación. La participación de los padres de familia es imprescindible en la educación, en la vida escolar que a la vez trae consigo diversos beneficios, como una mayor autoestima de los adolescentes, un mejor rendimiento escolar, mejores relaciones entre padres e hijos, actitudes más positivas de los padres y madres hacia la escuela. De tal forma que los efectos repercuten incluso en el profesorado, ya que los padres y madres consideran que los más competentes son aquellos que trabajan con la familia.

¿Por qué será beneficioso involucrarse con la escuela?

La escuela es el segundo espacio de importancia en la vida de los estudiantes y entre sus objetivos están: fomentar la participación, impulsar la colaboración entre los estudiantes, para así favorecer a una educación integral. En consecuencia, los valores comunitarios y democráticos que son propuestos en la familia y la escuela forman parte del cumulo de experiencias que el estudiante tiene en frente; cuando se logra configurar estos dos ambientes, el estudiante puede configurar su propia identidad para la vida.

¿Por qué los padres deberían involucrarse en la escuela de sus hijos?

El involucramiento de los padres en la escuela de sus hijos es visto como el pilar de su educación. Esto repercute en una diferencia considerable en la vida escolar de un hijo, en cuanto a su éxito académico y también respecto al nivel de satisfacción durante esa etapa escolar.

En las manos de los padres de familia están los hombres que mañana saldrán al mundo y hoy, más que nunca, se necesita que sean personas coherentes, que transformen la sociedad. En resumen, el padre y la madre también tienen un papel fundamental en la educación y la crianza de los hijos. Su personalidad y su modo de hacer las cosas van a construir un referente básico. Junto con el de la madre y el padre, fijarán el cimiento en la niñez y adolescencia de sus hijas e hijos, para de esta manera transformar la realidad educativa.

MÁS TITULARES DE OPINIÓN